El Suspiro De Kokoshka

El suspiro de Kokoshka

-Mira, Katia, eso que ves allá a lo lejos, no es una pintura, sino tu querido Moscú. -¿Lo dices en serio? Jamás creí que un artista tan vilipendiado como tú pudiera cumplir mi sueño de regresar a mi…

La Intención De Morir A Mediodía

La intención de morir a mediodía

Según los viajeros, un pueblo como Atongo de Abajo siempre se ha distinguido por ser aburrido. Los jóvenes sueñan con irse a trabajar a Estados Unidos y ahí emborracharse, tener sexo y andar de fiesta en fiesta. La…

El Suspiro De Los Desencantados

El suspiro de los desencantados

Ella: Juguemos de nuevo, ahora a que suspiramos juntos. Él: Mejor sigamos jugando a que estamos muriendo juntos. Ella: Pero será mejor si salimos. Así todos en el mundo exterior sabrán que nuestro juego es divertido y nos…

La última Vida

La última vida

¿Cuántas vidas nos quedan en este juego frente a la tv? Pasamos de las canicas al yoyo y el balero, imaginamos que de grandes seríamos futbolistas y luego bebedores de cerveza en el billar de la tarde. ¿Ahora…

Los Juegos Del DesOdio

Los juegos del desOdio

Ella: Es tan común pelearnos, que hasta me aburre pensar que a veces te odio. Él: Sabías que tarde o temprano nos aburriríamos hasta del odio. Ella: ¿Entonces qué sigue? Él: Asesinarnos, aunque signifique el final del juego.…

Los Filos Que Colorean Mi Mundo

Los filos que colorean mi mundo

Los filos que colorean mi mundo, mujer, son los que destiñen tus mejillas, tus párpados y la arruguitas de tu cuello. -No te creo. Eres un cabrón que prefiere utilizar crayolas para excitarme cuando no se te para.

Hola

Hola

-¿Hola? ¿Hay alguien ahí? -La cuchilla. -¿Alguien menos exagerado? -El cuchillo cebollero. -¿Alguien más rústico? -El machete… -¿Alguien que no implique muerte? -… -¿No? -También tenemos que ver con la vida… Respira y acércate.

Diálogo

Diálogo

–Ya habíamos hablado de que ser mortal era sentir dolor. –Claro, es lo justo, ¿pero por qué esperar al momento en que más pega? –Porque también es lo justo. Ya deberías acostumbrarte.