«Aquí viene la cuenta regresiva, el grito boca abajo, la lengua embalsamada, el tránsito cíclico del frío.»

Apnea Emocional

Apnea emocional

Los recuerdos los fueron borrando los años y los excesos. Algunos se perdieron inexorablemente. Otros permanecen, fragmentados. Mamá llorando junto a la ventana con el sol de las 6 de la tarde. El programa favorito de mamá en la televisión. La puerta del cuarto de mamá, entreabierta, a una distancia que acepto exagerada. Recuerdo que dejé de contar los segundos sin respirar después de 30. Y luego, de golpe, dejo de recordar.  

Niña

Niña

Niña que salta, niña que baila. Niña que tiembla de alegría. Niña eveready de goma vibrante. Niña sonrisas. Niña enferma de cosquillas y miembro vitalicio del clan de los alegres. Niña preciosa de piel de tiza, manos de pandereta y piernas de marimba. Niña sin edad con sexo de juguete. Niña campeona de danza en la banqueta. Niña sinvergüenza cantante de ducha, lluvia y buses. Niña reina de espasmos abdominales. Niña enemiga del ratón Pérez.…

Diálogo

Diálogo

–Ya habíamos hablado de que ser mortal era sentir dolor. –Claro, es lo justo, ¿pero por qué esperar al momento en que más pega? –Porque también es lo justo. Ya deberías acostumbrarte.

Estertores

Estertores

acá mi boca hija de sonrisas adoptivas acá mi piel de apariciones mi tiritar de niña desvestida   allá tu lengua sigue trabando corazones acá revientan perlas expansivas   y me desangro en todas direcciones violentamente florecida

Espasmo

Espasmo

Espasmo. (Del lat. spasmus, y este del gr. σπασμός). 1. m. Enfriamiento, romadizo. 2. m. Lit. Contracción involuntaria de los músculos, producida generalmente por mecanismo reflejo, de manera súbita durante ciertos martes por la tarde o jueves en la noche, cuando el cuerpo se acuerda de ella, de sus tejidos ambarinos, de sus pelitos tibios y se contrae felino preparándose para la caza, para matar un poco la religión con ella y explotar ahí adentro,…

Cosquilleos

Cosquilleos

Malco Razón no sentía como los demás. Cuando le llegaba la ansiedad, la angustia o el amor no le revoloteaban “maripositas en el estómago”, como solía decir su hermana. En su lugar, sentía pedazos de caricaturas descuartizadas que le provocaban vómitos con su cabello despeinado, o punzadas con el roce de un seno cercenado y excitado. Sufría. Sufría bastante cada que alguna emoción acaparaba sin permiso su vientre. Malco murió de manera inexplicable. Decidieron practicarle…

Casa Vieja

Casa vieja

Eran tiempos de mucho vino, muchas drogas y mucha música. Eran tiempos donde tú y yo encontrábamos cualquier razón para robarnos la tranquilidad. Todo funcionaba mal cuando estaba contigo, y eso se sentía bien. Tus labios obscuros, tu ropa interior que me provocaba, tu forma de callarme la boca. Pero todo se fue perdiendo, la música sonaba distinto, las drogas ponían distinto, el vino embriagaba distinto. Y tus labios obscuros ya eran repugnantes, y tu…

Ejercicio No. 16

Ejercicio No. 16

Un dos tres vulvaliente, vaginarcisa, oleosa vertiginosa, marítima salubre, congoja inguinal vete lejos, cuatro cinco seis, cartílago blandísimo, chicle al sol, torcida sonrisa maleable, dúctil, laxa, flexible a mis solitarios antojos, siete ocho nueve esponja que sorbe y absorbe y traga y engulle sin dejar más que un aroma, diez once doce, háblame de goce, ensópame, derrámame, sumérgeme en el pantano atroz que nunca cuaja, trece catorce quince, mis espasmos tienen tu nombre, mi boca…

Extracto Del Diario Del Sultán Del Humus

Extracto del diario del Sultán del Humus

Esta piel oscura no tiene lunares. La luna no brilla en cualquier noche, la caprichosa. No me visita nunca. No sabe que mi piel de sombras es la que sostiene un cielo que ella quiso azul y que siempre encuentra negro. Yo traigo con la noche un resplandor claro. Un frondoso cielo mojado. No es que llueva, es que me hace llover. El tercer ojo no es un chakra, no es un ojo espiritual. Los…

Taxidermia

Taxidermia

Aquí viene la cuenta regresiva el grito boca abajo la lengua embalsamada el tránsito cíclico del frío el ojo de cíclope invidente la caricia lasciva de la nada el andar continuamente adormecida el arpón lubricado el agujero el frío la cometa en el árbol el vacío entre los dedos el vulgar latido a rastras el frío el frío el eterno deambular de espaldas. Está dejando que los cuervos se me acerquen a las sienes. Estoy…

Trepidar

Trepidar

Arrancarme la carne y dejar que la sangre fluya y se meta en cada alcantarilla que se atraviesa. Dejar que se mezcle con el agua sucia, que se la coma el sol y se la lleve la distancia. Dejar que caiga encima de los rostros de aquel que te viola y te maltrata, quemarle la cara con mal augurio y punzarle los ojos con el dolor de las uñas. Callarle la voz con el ácido…

Después Llegaron Los Espasmos

Después llegaron los espasmos

¿Te acuerdas de aquel día cuando conseguimos tachas, las empujamos con vino de mala muerte y nos metimos a coger a ese hotel del Centro? Yo no.

El Culto

El culto

Permítanme un homenaje a los embajadores del espasmo, a los que recuerdan a dios en lo más profundo del pecado, a las que saben un poquito a moneda y a los que amansan yeguas a totazos de cadera; un sincero homenaje a las sacerdotisas húmedas y a los músculos pubococcígeos, alabemos oh dios a los que no se cansan de tener las manos ahí, a los que gozan del evangelio inguinal y fracturan sus columnas…

Neón

Neón

A brillo de pulmón inflábamos planetas. De la pulpa del aliento asomaban resplandores, dientes de león que se elevaban hasta el paladar del cielo. Y le lamía en braille y le leía el viento y me guiaban cernícalos sextantes . Nevaba neón sobre cada oscuridad del esqueleto.