Alfonso Sorpresa

Con mis manos en la cruz

Hay un siseo cansado que patea con fuerza la tranquilidad del vacío. Mi fe agoniza en sus cenizas grises. Brota el día y resucita mis esperanzas muertas.

Un color destiñe mi boca; ataúd que aguarda mi cuerpo cobrizo. Prefiero la muerte a esta inmensa angustia de vivir tan sola.

Es como un sueño fantasmal, un embrujo doliente. De pronto se hace cargo de mí como un listón muy fino que aferra mis muñecas y me sumerge en una honda adoración ineludible.

Me pongo a llorar. No sé ni a que espanto obedecen mis lágrimas, tal vez a la misericordia de mis labios sin rezos. Soy como un susurro. Hoy vivo con mi puerta entrecerrada, inmersa en la cruz, con la garganta estrujada por un grito.

Y aunque a ratos me asalta el sorpresivo conjuro, arranco de mi alma aquel castigo. El sueño piadoso del abandono desaparece para siempre.

Loading Marcar como favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avin
Escritora. Bruja de oficio, cocinera de palabras por accidente. Cambio de color todo el tiempo porque no me gusta el gris, un poco sí el negro, pero nada como un puñado de crayolas para ponerle ...
Su semblanza - Sus shots -
Alfonso Zomb
Ilustrador. Ilustrador y Diseñador Gráfico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Desde diciembre del 2009 trabajo en H2O Contents, empresa donde actualmente tengo a mi cargo la ...
Su semblanza - Sus shots -