El Sombra

El sombra

El cansancio en la mirada, el flaco misterio de su andar, la obvia melancolía de sus ropas y el olor a orín inconcluso, la oscuridad noble, la cicatriz llorosa en sus ojos apenas inescrutables a través de su tufo a carro abandonado, eran apenas sintomas de su legendario apodo: el sombra. Hace muchos años, antes de que sus dias consistieran en un triste levitar itinerante por mi bar, el sombra se paseaba solitario: los hombros en alto, el sombrero hasta las cejas y un puñal sólido y gigantesco tan brillante que la luz que despedía proyectaba su cuerpo de lobo en las paredes y la gente, cegada, pensaba en el último y aterrado instante de sus vidas que una sombra mayúscula se los llevaba de este mundo de mierda.

-¡Sombra! ¡Condenado! Otra vez no barriste el baño, carajo.

Loading Marcar como favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DelReal
Escritor/Ilustrador. Diseñador gráfico alma vendida, hedonista de bolsillo vacío, activista de la pereza y los vicios solitarios, nacido en tierra de nadie Santiago de Cali, prosperó en la vida alegre y fue criado en modo experimental, casi como un hámster ...
Su semblanza - Sus shots -
Vicman
Ilustrador. Lo que nos da la propiedad de reyes o reinas es la vida misma y el hecho de que la vivamos personal e individualmente aun cuando sabemos que somos parte de un todo, aun cuando en los momentos más oscuros ...
Su semblanza - Sus shots -