PromoTonala 680×380

Música, comida, amigos y shots de literatura ilustrada en el Cine Tonalá

Antes de comenzar a narrar la experiencia del martes, debo decir que el Cine Tonalá fue de los primeros en confiar en nosotros. Cuando no éramos más que una página web con la intención de presentar nuestro proyecto al FONCA, nos recibieron con los brazos abiertos y no dudaron en prestarnos su establecimiento (y firmar una carta) para llevar a cabo un evento un año después.

¿Y qué pasó el martes? Muchas sorpresas. Este evento fue pensado para darnos a conocer, para presentarnos con los brazos abiertos ante desconocidos, ante los comensales y visitantes del Cine Tonalá, un lugar al que asiste una variada clientela a ver cine, a comer, a tomarse unas copas o a charlar entre amigos. Con un poco menos de promoción llegamos a las 4 de la tarde, justo antes de una lluvia fuerte que duró varias horas y que, aunque pensamos que pudo mermar la afluencia del sitio, no fue causa de ninguna tristeza.

La primera sorpresa fue el mismo Cine Tonalá. Si bien conocíamos ya a Jimena (con quien hace un año había hablado de este mismo evento), en poco tiempo cada mesero o encargado del Cine estaba en nuestra mesa, leyendo y observando con ganas, queriendo comprar el libro y adueñarse de uno de los impresos. Incluso la chica que estaba trabajando continuamente detrás de los pastelitos y los cafés, se dio sus escapadas para poder ir a comprar la publicación y buscar su print favorito.

Como parte del evento, el Cine Tonalá regalaba un par de postales de textos ilustrados con la cuenta; poco a poco fueron llegando los comensales: los que hacían fila para comprar boletos, los que traían una cervecita en la mano y los que sabían que estaríamos regalando prints por una mención o un like en las redes.

La segunda sorpresa es una que siempre nos llena de motivación: a la gente le encanta el proyecto. Algunos lucharon con la conexión a Internet para llevarse su print (a algunos de ellos incluso les regalamos un par por el esfuerzo), otros querían ser parte de este esfuerzo colectivo, otros anotaban la dirección de la web y todos rodeaban la mesa turnándose los prints y las postales y hojeando el libro.

El experimento fue un éxito y a las 9 de la noche llegaron nuestros amigos Shesh Nag y Zea, dj’s que nos apoyan y fueron especialmente a ambientar la noche de shots ilustrados.

A lo mejor la lluvia fue un pequeño obstáculo pero la motivación que nos quedó y todas las nuevas caras que conocimos y nos recibieron con una sincera bienvenida, le quitó cualquier reflejo negativo. Incluso empezamos conversaciones con el Cine Tonalá pera ver si (ojalá pronto) empezamos a hacer el evento periódicamente.

Y como todos los días, la noche transcurre y el cierre llega. Salimos con unos cuantos prints que quedaron en el portafolio y un montón de nuevos amigos. Muchas gracias a Cine Tonalá por todo el apoyo y muchas gracias al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes por hacer posible que demos pasos hacia el frente, hacia arriba, hacia la gente.

Esperamos verlos a todos pronto, ya sea en el Cine Tonalá o en algún lugar cerca de ustedes.

Gracias.

Galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *