Saltear al contenido principal

Perspectivas

A la orilla del mar. Las olas. El reflujo. Imagen de memoria, memoria de imagen. Desaparecer presente de ausencia. Ilimitado. Un azul profundo azogado, ahogado en el hado, abrazado e inundado, embestida la mirada, seducido el cuerpo.

Un trago y un cigarrillo en la mano, escuchando la nostalgia, buscando el reverso, mordiendo la tristeza. Resistiendo a la vida de un día, anhelando eternidad, mirando detrás de las cosas, clamando estar en otro lado, en otro mirador.

Terrible rutina que gira, se enrolla, se apelmaza, adormece, narcotiza, endroga… Porque no veo lados, porque no hay picos, porque el hilo se ensortija, porque no hay cortes: continuidad que devora. No veo límites. Ningún orgasmo que estalle desde dentro, sin voz, sin sonora visión. Atragantado de sensaciones. Estimulado. Excedido sin reacción, peor que perro de Pavlov, atrancado sin salir, amarrado, amordazado.

 

Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Ros
Ilustrador. Ilustrador amateur de tiempo completo.
Su semblanza - Sus shots -
Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Ros
Ilustrador. Ilustrador amateur de tiempo completo.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Los Amores De María

Los amores de María

De la estación al aeropuerto había que recorrer 3.5 kilómetros, mismos que existen, si se pudieran medir los sentimientos en…

1
Reírse A La Cara

Reírse a la cara

Frente al espejo, todo puede salir mal. Puede, porque hay espacio. Lo respetable del error es verme a la cara.…

2
Aforismos Para Aprender A Esperanzarse

Aforismos para aprender a esperanzarse

[...] la madreselva se siembra sobre los sepulcros y penetran sus raíces hasta llegar al cadáver, y cuando ya nada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba