Saltear al contenido principal

¿Por qué no te callas?

A veces siento que he vivido otras vidas
Pero es sólo que me gusta pensar que no me limitan estas manos y esta cabeza

Ya no quiero agua
Tampoco la duda de lo que habrá de pasar

Detesto cuando alguien viene caminando detrás de mí
No me gustan las sombras
Por eso no me pinto

Crear mas que criar

Las cosas podrían ser diferente

…luego ya no quiero

Y veo fotos en blanco y negro

No tengo más qué ofrecerte que la débil permanencia de tus pasos en la arena
No tengo más qué prometerte que lo que tarda la saliva al salir de mi boca

Érika Anallely
Escritora. Escribe para no olvidar(se). Escribe recordando que las letras divagan entre libros e imágenes, por eso se apresura a aprehenderlas. Escribe porque le atraen los instantes. Escribe porque le desespera esperar. Escribe aunque su letra sea todo menos bonita.
Su semblanza - Sus shots -
Flavio Montessoro
Es profesor investigador de la Academia de Arte y Patrimonio de la UACM e imparte clases de ilustración y diseño en la Universidad Iberoamericana. Labora en su estudio, proyectos de pintura, performance, cartonería, ilustración y diseño social y cultural, Así mismo desarrolla desde 2002 proyectos de gráfica e intervenciones urbanas.
Su semblanza - Sus shots -
Érika Anallely
Escritora. Escribe para no olvidar(se). Escribe recordando que las letras divagan entre libros e imágenes, por eso se apresura a aprehenderlas. Escribe porque le atraen los instantes. Escribe porque le desespera esperar. Escribe aunque su letra sea todo menos bonita.
Su semblanza - Sus shots -
Flavio Montessoro
Es profesor investigador de la Academia de Arte y Patrimonio de la UACM e imparte clases de ilustración y diseño en la Universidad Iberoamericana. Labora en su estudio, proyectos de pintura, performance, cartonería, ilustración y diseño social y cultural, Así mismo desarrolla desde 2002 proyectos de gráfica e intervenciones urbanas.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Fui Helio

Fui helio

Quizás ese había sido el mejor momento de su vida. Briznas de pasto entre los dedos, el murmullo de hippies…

0
La Vasija De Olena

La vasija de Olena

Olena me trajo un regalo del otro lado del mundo y con él su sonrisa de café y de tabaco.…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba