Saltear al contenido principal

Presentación oficial de la nueva web, el libro y las nuevas aplicaciones móviles.

Miércoles 25 de junio, 7 de la tarde. Lugar: Café-Bar Las Hormigas, Casa del Poeta Ramón López Velarde, México, D. F. El evento que más nervios nos daba. El momento final, oficial y real de dar la cara y presentar todo lo que logramos con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y su programa de Fomento para Proyectos y Coinversiones Culturales, emisión 2013.

Ahora sí era “en serio”: un lugar de mayor prestigio en el ámbito literario, invitación a prensa y un ambiente más formal que cualquiera al que nos hubiéramos enfrentado antes. Si bien Hernán Bravo –nuestro contacto en la Casa del Poeta– confió y creyó en nosotros con un año de antelación, era el momento de demostrarle que no se equivocaba al creer en nosotros.

A las 6 de la tarde me encontraba colocando el cañón, dejando los vinitos para el brindis, organizando los prints y ubicando un par de libritos en cada mesa del salón. Aunque el evento era a las siete, me sorprendieron un par de periodistas al pedirme una entrevista. Así que todo empezó desde antes, frente a frente con periodistas que me buscaban por mi nombre (o seudónimo). Me puse a hablar de Deletéreo y los autores y nuestros objetivos, y la lectura y la ilustración y quién sabe qué cosas más. Lógicamente los despedí con su libro y un par de postales, les agradecí y nos dispusimos a organizar todo para el evento.

Dieron las 7 y, como tal vez debimos prever para estas fechas, la lluvia azotaba a la colonia Roma. No hay problema, nadie llega en punto ¿no? Esperamos 45 minutos mientras la gente llegaba empapada o escondida en sus paraguas. Arrancamos.

Junto a Jorge Segoviano, querido amigo que nos acompaña en el proyecto como escritor (y prologuista de nuestro primer libro y asesor cultural de vez en cuando) nos subimos al podio, prendimos el cañón y empezamos a hablarle al micrófono.

Como en la mayoría de presentaciones, todo arrancó muy normalito: leímos el prólogo, pusimos los videos que hicimos para promocionar el proyecto, presentamos la web, las aplicaciones y el libro. Agradecimos al FONCA y preguntamos si alguien tenía preguntas… sólo hubo dos y creo que no fueron muy relevantes porque no las recuerdo muy bien.

Pero después todo se puso mejor. Los colaboradores presentes levantaron la mano, salí del podio y libro en mano cada uno de los escritores e ilustradores leía una de sus obras y platicaba acerca de su experiencia, del significado que tenía el proyecto personalmente. Hubo risas, hubo nervios, hubo mucha empatía. Pasamos una media hora en esta dinámica, con el público mirando a su lado en lugar de al frente, escuchando las voces detrás del proyecto. Fue algo muy agradable e íntimo.

Cerramos la presentación con un brindis de Jorge, todos los presentes levantaron su copa de vino y nos acompañaron con un ¡salud! cantado al unísono.

Apagamos los micrófonos y nuevamente unos cuantos desconocidos se nos acercaron, nos dijeron que estaban ahí por casualidad y que les había encantado el proyecto, que nos seguirían de cerca (no me canso de oír esas palabras).

Si bien empezamos formales, se nos salió lo Deletéreo y se convirtió en una noche de convivio cultural, una noche entre amigos, una noche de esas que uno escucha entre los viejos cuando en este o ese lugar se reunían personas a hablar de cultura y proyectos y tomarse una copa. Fue una buena noche, fue un gran miércoles.

Y por supuesto, todo esto debemos agradecérselo a Hernán Bravo y Maricarmen Férez y a la Casa del Poeta Ramón López Velarde por prestarnos su casa. También, por mucho de lo que hemos logrado últimamente, es imprescindible agradecer al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes por ayudarnos a hacer todo esto posible.

¡Nos vemos pronto!

Galería de imágenes

Más shots para el sediento:

1
Son Las 3 De La Tarde

Son las 3 de la tarde

¿Bueno? Sí.. ¡Ah, hola! Sí, claro. Todo bien. El trabajo, normal, ya sabes, lo de siempre. Sí, sí, donde mismo.…

Esta entrada tiene un comentario
  1. Degustar estos cuentos cortos y acompañarlos con unos sabrosos tacos de ojos , que no se cansan de mirar y de querer mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba