Saltear al contenido principal

Vértigo

A veces caer no es caer, es volar. Qué más da cuando el abismo no tiene fondo, como el desgano o como el hartazgo o como la incertidumbre.

Yo simplemente floto, labor ardua entre las luces que todo ocultan y la oscuridad que lo revela todo.

Alguna vez estuve en el borde, me paré justo en esa línea que anticipa el vacío, miré hacia esa dimensión inconmensurable donde los ojos se pierden, donde toda ausencia cobra forma. Sentí el vértigo, la necesidad de quitar esa distancia que me separaba del fondo, hacerla corta; sentía esa nausea que anida en el corazón y las manos del aire que me jalaban, que me invitaban a dar ese paso.

Cerré los ojos, mi pie avanzó en una inercia que no conocía, mi voluntad se tambaleaba entre andar el paso o detenerme.

Me detuve, el pie regresó al borde y mi cuerpo dejó de temblar. Las manos me sudaban, podía paladear la angustia en la boca como un sabor amargo y ácido a la vez.

Entonces, no sé cómo ni movido por qué fuerza, abrí los ojos y me aventé, empezó aquel descenso pleno de lucidez, este volar hacia abajo o hacia aquello que yo creí que era abajo, pero no: era adentro.

No hay abismo más grande que mirar para adentro, desde acá puedo ver esa luz distante que entra por el ojo y que soy yo.

Por eso a veces caer no es caer, es entrar en eso que está de este lado del espejo.

Andrés Márquez
Escritor. Estudió Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. Obtuvo el premio José Emilio Pacheco, en el área de poesía, así como la beca Edmundo Valadés para publicaciones independientes, en 2004, 2005 y 2009. Actualmente es editor de la gaceta de literatura y gráfica Literal, y de sus distintas colecciones.
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -
Andrés Márquez
Escritor. Estudió Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. Obtuvo el premio José Emilio Pacheco, en el área de poesía, así como la beca Edmundo Valadés para publicaciones independientes, en 2004, 2005 y 2009. Actualmente es editor de la gaceta de literatura y gráfica Literal, y de sus distintas colecciones.
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Apología De La Confusión

Apología de la confusión

I. Últimamente discutíamos por todo. Hablábamos de nada. Nos contábamos una y otra vez aquellos pasos mal dados, las vueltas…

2
Paria

Paria

Tomando en cuenta las últimas horas, días y meses, confieso que no soy más que un paria. Es más, si…

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. gracias. Qué hermosura de texto. Tan gráfico, tan metafórico, tan interno. Me encantó y quizás también sea porque ando por estos días parada en el borde, mirando el abismo de lejos, temblando de miedo y con ganas inmensas, desconocidas y excitantes de tirarme. gracias, de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba