Saltear al contenido principal

Disimulo

Primero fue un juego, luego un truco…

Había sido de los que utilizaba mis recuerdos para hacer reír a otros. Cada noche me pegaba dos cintas adhesivas en la boca para que se quedara quieta, pero encontró nuevas formas de escurrirse a través de mi cara. Salieron en mis cachetes unos hoyuelos con hilos invisibles incluidos: jalarían mi boca para regresarla a su forma de arco feliz. Arranqué las cintas, las guardé en una caja en la que encontré una pintura roja; me pinté los labios, los sentía secos. El carmín hizo magia. Al día siguiente puse en mi playera una de esas flores de payaso para que la estúpida sonrisa se espantara y no regresara jamás. Piqué el botón y, con la fuerza del chorro de agua, se fue. Mi boca contenía un grito entre dientes, estaba espantado. Espolvoreé talco por toda mi cara para que el fondo negro de mi boca encontrara el equilibrio a través del ying yang. Logré ser puro espíritu. Entonces me entrené en el noble acto de la simulación. Comencé por la aparente sencillez de la caja invisible pero pasó que, de tanto tragarme las palabras, mi ritmo interior se fue. Como acto reflejo, intenté afinarme soplando una armónica, luego un saxofón… hasta que llegó la mandolina. Seis generaciones de profunda melancolía se posaron en mis dedos. De tanto buscar en esa caja la explicación, escuché que algo sonaba desde mis entrañas. Era yo mismo el contenedor de bellas melodías. El chiste era burlar mis argumentos, dejar de provocar a los otros, sentir el hervor de mi sangre de nuevo.

Érika Anallely
Escritora. Escribe para no olvidar(se). Escribe recordando que las letras divagan entre libros e imágenes, por eso se apresura a aprehenderlas. Escribe porque le atraen los instantes. Escribe porque le desespera esperar. Escribe aunque su letra sea todo menos bonita.
Su semblanza - Sus shots -
Madeline Jasso (Madeja)
Ilustradora. Vendedora de sueños, trompetista en el circo de la mariposa, a veces maga. También pinta y hace flan.
Su semblanza - Sus shots -
Érika Anallely
Escritora. Escribe para no olvidar(se). Escribe recordando que las letras divagan entre libros e imágenes, por eso se apresura a aprehenderlas. Escribe porque le atraen los instantes. Escribe porque le desespera esperar. Escribe aunque su letra sea todo menos bonita.
Su semblanza - Sus shots -
Madeline Jasso (Madeja)
Ilustradora. Vendedora de sueños, trompetista en el circo de la mariposa, a veces maga. También pinta y hace flan.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Consejos A Una Muchacha Que Se Escapa

Consejos a una muchacha que se escapa

Cuando la lluvia se te enrede en las botas como alas y meteoros no desistas. Tampoco temas de la luna aplastante que se yergue a tus espaldas, ni a las temerosas brisas que se enrojecen como lenguas extranjeras. Ni al temor de las piernas cuando el miedo agita sus banderas terribles, ni al ocaso y sus colmillos despuntando en tu cara los instintos.
0
El Mal

El mal

El cielo iluminó el pastizal y un soplo trajo un sabor a madera. Los sentí acercarse uno a uno, sus…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba