Saltear al contenido principal

4 a.m.

No lloraba, no gritaba, no pedía nada. Su garganta estaba seca de pensar soluciones inexistentes, sus manos dormidas de apretar el abrazo.

Después de quitarse el cuerpo que le quedaba, caminó al bar de la esquina.

No había nadie a esa hora de la madrugada. Nadie piensa a las 4 de la mañana. Empezó por tomar con y sin hielo las bebidas que se le atravesaban. Justo un momento antes de perder por completo el estilo, decidió pedir un vaso con agua. Mientras el vaso de agua era envuelto por sus manos, y el agua comenzaba a recorrer su garganta, todo en él comenzó a sanar. Decidió en ese mismo momento levantarse y buscar a Julia.

La señora Julia era una mujer delgada y alta que vivía atrás de su casa. Golpeó la puerta una sola vez. Ella abrió y lo invitó a pasar.

—Tengo lo que necesitas —le dijo.

Nada sorprendido, se sentó y extendió sus manos.

Julia puso en ellas unos ojos color marrón oscuro.

—Son del color del café —le dijo—.  Eso quiere decir que a veces te costará dormir, y que otras veces necesitarás permanecer cerca de los árboles para no perder la cordura.

—No te preocupes Julia, sólo quiero no volver a verla.

Loading
Ludmila Bollati
Escritodóloga. Aspirante a poeta. Descubridora del arte dramático en su taza de café. Huye de escribir semblanzas por no hablar de sí misma.
Ilustrador. Enrique Cedillo (Cd. de México, 1985). Pintor, ilustrador y arquitecto mexicano. Su obra ha participado en varias exposiciones individuales y colectivas. Como ilustrador, su trabajo más reciente es “Libro (Bucólico/Citadino/Idílico/Infernal)” de la poeta ENE. Ha participado en diversos proyectos como director de arte, y en 2013 dirigió su primer cortometraje junto a Alfonso Ortiz: “Misantropía”, protagonizado por Mario Iván Martínez. Conduce el programa de arte y cultura Violenta Nocturna en radio por Internet.

No pares, ¡sigue leyendo!

La abducción

Ciudad

Los primeros testigos aseguraban haber mirado una luz que resplandecía tanto, que prácticamente hacía imposible ver algo más que la misma luz; en…

Sin nostalgia

Obstáculo

Me acuerdo de mí. No es desde un paisaje que podría o no despertarme la nostalgia. Tampoco es el gastado recuerdo de una…

Volver arriba