Saltear al contenido principal

El mal

El cielo iluminó el pastizal y un soplo trajo un sabor a madera. Los sentí acercarse uno a uno, sus ojos encendidos y sus respiraciones pasmadas. A la distancia, el resplandor se mecía de rama en rama, murmuraba sus pasos sobre cada brizna de hierba y cada arbusto mullido. Y el vaivén del horizonte nacía en la mirada de todos.

Crecía de pronto una luz que ocultaba a la luna y se retorcía aquí y allá, y después parecía agazaparse en la espesura. Sus destellos se ocultaban detrás de algún árbol y teníamos que estirarnos para que aparecieran de nuevo, con un brillo que habíamos visto sólo en el mar al otro lado del desfiladero. Los murciélagos iluminados se materializaban de la nada y sus alas nos rozaban las caras con un estrépito de huida.

Entonces alguno alargó una zancada, quizá sin audacia, quizá debido a esos aleteos, y los demás lo siguieron, primero con pasos contenidos, después con urgencia febril. Allá íbamos imparables, plantando cara a un viento que bajó a la llanura como estampida opuesta, decidida a chocar de frente contra nosotros y triturarlo todo.

Nos abrazó el rumor de hojas crepitantes y el olor de la madera reseca. Nada después. Pero al menos por un instante fuimos más grandes que el incendio.

Escritor. Lugar común: perfil obsesivo compulsivo, pero es cierto y útil en producción editorial. Editor, traductor, corrector de estilo.
Su semblanza - Sus shots -
Brnd Hnjs
Ilustra. También construye marionetas.
Su semblanza - Sus shots -
Escritor. Lugar común: perfil obsesivo compulsivo, pero es cierto y útil en producción editorial. Editor, traductor, corrector de estilo.
Su semblanza - Sus shots -
Brnd Hnjs
Ilustra. También construye marionetas.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

2
El Espíritu

El Espíritu

Mi historia fue al revés: nada de pobreza, andar en la calle lavando carros, o salir de una vecindad llena…

0
A Mi Muerte, A La Que Me Toca

A mi muerte, a la que me toca

A todos nos toca una sola muerte, una muerte para nosotros solitos, esta es la mía, le gusta cocinar para…

0
Pequeños Detalles

Pequeños detalles

Los tiempos modernos han cambiado la perspectiva de un milagro. Ahora cualquiera con un poco de calma podría ser canonizado,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba