Saltear al contenido principal

Devorador

El monstruo devorador de ciudades despertaba cada mil años y se tardaba otros mil en devorarlas por completo. No era grande, era del tamaño de una partícula, con flagelos largos como hilos de pensamiento borrosos que abarcaban las fronteras. Estaba más hecho de desidia que de costumbre y no le gustaban los días fríos o lluviosos, ni las despedidas.

Jorge Chípuli
Escritor. Obtuvo el premio de cuento de la revista La langosta se ha posado 1995; el segundo lugar del premio de minicuento La difícil brevedad 2006, y el primer premio de microcuento Sizigias y Twitteraturas Lunares 2011 ...
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -
Jorge Chípuli
Escritor. Obtuvo el premio de cuento de la revista La langosta se ha posado 1995; el segundo lugar del premio de minicuento La difícil brevedad 2006, y el primer premio de microcuento Sizigias y Twitteraturas Lunares 2011 ...
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Ciudad De Izamal

Ciudad de Izamal

Orgulloso de sí mismo el ciego da una palmada violenta a la jaula de los pollos, suspira recordando los tiempos…

0
Intangible Y Absoluto

Intangible y absoluto

El viento se había cansado, pero la quietud era casi brillante y traspasaba mi todo traslúcido. El lapso de un…

0
Guarida

Guarida

Vamos a llorar donde nadie nos vea, a formar charquitos que se escapen por los poros de la tierra. Vamos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba