Skip to content

El periódico de la mañana siguiente

El problema de esa noche fue que olvidaste tu bolsa en casa. Ahí es donde todo valió madre.

Lo que pasó durante el trayecto, en la fiesta y luego en el after sale sobrando. Sólo recuerdo que en ningún lado dejabas de ir al tocador.

Regresabas con los labios hinchados en labial carmín, me besabas con pasión desmesurada y te acercabas tanto que noté tu acelerado ritmo cardiaco.

Raro, nunca te quejaste por haber olvidado tu bolsa.

Tu puta bolsa.

 

 

Sangrienta noche en la ciudad.

México, DF. (Agencia AP) Elementos de la Agencia Especial de Investigación trabajan en encontrar  las pruebas y pistas que aclaren los ocho misteriosos asesinatos ocurridos anoche, tres de ellos acaecidos durante una concurrida fiesta en una casona de la Colonia San Rafael y los otros cinco en las cuadras aledañas a un conocido antro de la Colonia Roma.

[…] Loading
Escritor. Hombre bueno, de mal genio. Escribo, leo, vendo, imagino y fumo cosas.
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Tejedor de Almas

Ciudad

El Tejedor de Almas era un ángel demasiado alto, poco luminoso, translúcido, de mirada vaga aunque de dedos precisos. No las hacía en…

Un narrador en su lecho de muerte

Ansiedad

Quienes tuvieron la fortuna de conocerlo, recuerdan cada una de las extrañas historias de su repertorio, aun cuando nunca las creyeron: la ocasión…

Dulces sueños

Primero fue el texto

Me bañas con canciones de cuna y nunca me siento sola. ¿Qué clase de hechizo has lanzado sobre mí? Me matas de hambre…

Volver arriba