Saltear al contenido principal

Extraterrestre

Cuentan de un planeta llamado Platón donde la gente no tiene coloración en la piel ni en la ropa, tampoco el ecosistema. Los mares son blanco o negro y en vista panorámica todo se torna grisáceo.

El ánimo que impera entre sus habitantes es sombrío y cabizbajo, paciente y solitario, en espera de que algo suceda y cambie la percepción de las cosas.

Los platónicos esperan una deidad personal que llene de color sus días, una señal que con delicadeza les cambie el alma. Y así, en sincronía con alguien, percibir y revivir ese halo de sensaciones que solamente podría lograr el amor.

Arianna BN
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Su semblanza - Sus shots -
Carlos Álvarez
Ilustrador. Soñó que se caía, pero se agarró de un lápiz.
Su semblanza - Sus shots -
Arianna BN
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Su semblanza - Sus shots -
Carlos Álvarez
Ilustrador. Soñó que se caía, pero se agarró de un lápiz.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Leviatán

Leviatán

Cruzamos el desierto siguiendo el fuego. Entonces encontramos el mar y supimos nuestra sentencia: en cuanto nos alcanzara el ejército…

0
El Cardenal

El Cardenal

Como el humo sueña deshacerse el cardenal como un corazón en un puño y escaparse de la jaula

0
Retroceder

Retroceder

«Se renta». Detuve mis pasos frente aquel edificio sobre Reforma. Ventanas amplias y, sobre todo, elevador. Luego de saber el…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba