Saltear al contenido principal

Extraterrestre

Cuentan de un planeta llamado Platón donde la gente no tiene coloración en la piel ni en la ropa, tampoco el ecosistema. Los mares son blanco o negro y en vista panorámica todo se torna grisáceo.

El ánimo que impera entre sus habitantes es sombrío y cabizbajo, paciente y solitario, en espera de que algo suceda y cambie la percepción de las cosas.

Los platónicos esperan una deidad personal que llene de color sus días, una señal que con delicadeza les cambie el alma. Y así, en sincronía con alguien, percibir y revivir ese halo de sensaciones que solamente podría lograr el amor.

Loading
Arianna BN
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Ilustrador. Soñó que se caía, pero se agarró de un lápiz.

No pares, ¡sigue leyendo!

Ostentando

Pena

Qué rico te suenan las caderas, qué bueno es sentir el gong de tus tetas en mi pecho. Ese aliento a alcohol tan…

De nuevo

Ciudad

Piensa que debió haberse adueñado de la ciudad cuando tuvo la oportunidad, pero ahora ya es demasiado tarde. La ciudad flota a cientos…

Volver arriba