Saltear al contenido principal

La intención de morir a mediodía

Según los viajeros, un pueblo como Atongo de Abajo siempre se ha distinguido por ser aburrido. Los jóvenes sueñan con irse a trabajar a Estados Unidos y ahí emborracharse, tener sexo y andar de fiesta en fiesta.

La mayoría de los jóvenes no regresan y el pueblo se ha convertido en un cementerio de ancianos vivos.

A principios de diciembre, un joven descendió del camión de la tarde. Llegó a casa de sus padres y les dijo que sólo tenía la intención de cenar con ellos y pasar la noche.

-¿No te quedarás?

-Sí, pero ya no es para tanto. Mañana me mataré a mediodía, pero quiero morder el polvo en un lugar tranquilo.

 

Loading
Escritor. Estudié Ciencias Políticas y no creo en la política. Escribo y leo, pero prefiero los cómics. Me gustan las comedias, y la historia de mi familia es deprimente. No creo en dios y creo que dios menos cree en mí. Confío en que algún día se levantarán los muertos, y por eso veo películas de zombies. Todos los días pienso en cómo escribir la novela más convincente sobre el fin del mundo.
Ilustradora. Soy un pedazo de circunstancia mutante.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Limpieza

Ciudad

Sus avenidas eran rectas y perfectamente paralelas, a vuelo de pájaro parecía un dibujo de maqueta perfecta y milimétricamente trazado. Al este y…

Relaciones recíprocas

Humo

Las piedras, la tierra suelta y fresca, los árboles y sus raíces de granito, los brotes apenas anunciados, las tortuosidades de los ríos;…

Amor verdadero

Amor y amistad

Luis quería mucho a su hermana. Llevaba meses sin verla hasta que por fin recibió una llamada. Luis llegó puntual al café, eran…

Volver arriba