Saltear al contenido principal

La vasija de Olena

Olena me trajo un regalo del otro lado del mundo y con él su sonrisa de café y de tabaco. Olena me trajo un regalo: una vasija para mi llanto. Vaya vasija que trajo Olena, vaya vasija de barro. Un recipiente pequeño para el océano, pero el tamaño justo para mi llanto.

Olena me trajo un regalo del otro lado del mundo y con él trajo sus labios delgados. Olena me trajo un regalo: un abrazo para mi cuerpo y un beso para mis labios. Qué labios que tiene Olena, qué labios delgados. Una vasija de barro para mi llanto y un beso delgado para mis labios.

Olena me trajo un regalo del otro lado del mundo y con él me trajo su canto. Olena me trajo un regalo: una vasija para mi llanto y una canción para regarlo. Vaya vasija que trajo Olena, vaya vasija de barro. Un recipiente pequeño para el océano, pero el tamaño justo para mi llanto.

Vaya regalo que trajo Olena del otro lado del mundo, vaya vasija de barro.

Ulises Granados
Escritor. Músico, escritor, lector, cinéfilo, melómano, hijo, primo, hermano y amigo nacido en la ciudad de México un hermoso y soleado miércoles 29 de febrero de 1984. Gusta de todas las formas de la imaginación y del humor ...
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -
Ulises Granados
Escritor. Músico, escritor, lector, cinéfilo, melómano, hijo, primo, hermano y amigo nacido en la ciudad de México un hermoso y soleado miércoles 29 de febrero de 1984. Gusta de todas las formas de la imaginación y del humor ...
Su semblanza - Sus shots -
Ilustradora. Buscadora, viajera, siempre cambiante. Contadora de historias en este viaje ilustrado.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Una Larga Serie De Curiosidades

Una larga serie de curiosidades

Se reunieron en la única tarde soleada de aquel invierno. Beatriz había pasado su día inmóvil, sentada en la banca…

0
El Lazo

El lazo

El perro de mi vecino me parece un animal muy estúpido y, sin embargo, sumamente afortunado. Qué lugar común, lo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba