Saltear al contenido principal

A mi muerte, a la que me toca

A todos nos toca una sola muerte, una muerte para nosotros solitos, esta es la mía, le gusta cocinar para mí y platicar conmigo, le agrada hacerse trenzas y vestir de colores. Mi muerte tiene las tetas grandes.

Quiero decirte que me siento joven,
que mi sangre está limpia y mi cara es feliz
como nunca será y como nunca lo fue.
Hoy no me preocupas. Estoy empezando a conocerte.
Te veo de frente y no me asustas, te doy los buenos días y las buenas noches
como a todos mis amigos. Te deseo lo mejor y sigo mi camino.

Me gusta venir a tu casa y ver como cocinas,
tus enormes cacerolas de colores,
tus vestidos floreados de primavera,
tus blancos camisones nocturnos que remarcan tu silueta.
Me gusta mucho venir a tu casa a platicar contigo,
hasta entrada la tarde cuando te sueltas el cabello y sales a trabajar.

Siempre me despides con un abrazo y me voy a mi casa contento
a terminar mi trabajo, a ver a mi familia, me voy cantando.
Un día me quedaré contigo, no volveré a ver a quienes quiero.
Pero no me preocupa,
ellos sabrán por lo que les cuento de ti,
que estaré muy bien cuidado.

Cristian Celis
Escritor. Me enseñaron a escribir y a contar desde los tres años con ayuda de naipes, corcholatas de colores y revistas de ciencia. Mi televisión (de esas grandotas de madera ) no se veía, así que tenía que imaginarme ...
Su semblanza - Sus shots -
Brnd Hnjs
Ilustra. También construye marionetas.
Su semblanza - Sus shots -
Cristian Celis
Escritor. Me enseñaron a escribir y a contar desde los tres años con ayuda de naipes, corcholatas de colores y revistas de ciencia. Mi televisión (de esas grandotas de madera ) no se veía, así que tenía que imaginarme ...
Su semblanza - Sus shots -
Brnd Hnjs
Ilustra. También construye marionetas.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Las Ruinas

Las ruinas

En ese campo un día crecerán setas, se levantará un árbol y su sombra se derramará sobre cada brizna de…

0
Limpieza

Limpieza

Sus avenidas eran rectas y perfectamente paralelas, a vuelo de pájaro parecía un dibujo de maqueta perfecta y milimétricamente trazado.…

0
Ella Se Llama Cuando

Ella se llama Cuando

Cuando está recostada en la cama mirando a Milo, quien descansa boca arriba con los labios semiabiertos, la barbilla temblando…

0
Ser O No Ser

Ser o no ser

Despertar con el temor de reflejar en el rostro los pensamientos que te acompañaron de noche, que te llevaron al…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba