Abraham A Sirocco Suave

En el mundo, las manos…

Tiene el mundo en sus manos. Todo a su alcance. Ellas son el negativo para cualquier textura, en su epidermis se imprimen todos los detalles y se graba el secreto más recóndito de los contactos: los laberintos ásperos, plenos de bruma, se transforman en tersos cristales.

Dice el vidente, al que sigo todo el día desde mi ventana y que suspira cada mañana con el amanecer, que la ceguera es un problema para aquellos que creen que ven, que se consideran sanos de cataratas y glaucomas.

En realidad, la caricia de la luz destella y despierta los ojos desde adentro. Sólo entonces las sombras responden y el mundo habla. No es el ojo una mano que va hacia el mundo para apresarlo; es la luz que nos golpea la emulsión que desvela y hace trazos en el cristalino. Nuestros ojos son un desierto de arena, es preciso que algo venga hacia ellos y los acaricie, es preciso que alguien los camine.

Las sombras hablan a pesar de la aspereza.

Sólo ve quien no teme la noche de los párpados.

Texturas de luces y sombras

igual

hacen

huellas.

 

Loading Marcar como favorito.
This Post Has 2 Comments
  1. Muchas gracias por tu comentario, Cristian. Sí, creo que para mí la escritura no surge sin pausa, y claro, tiene que ver con una búsqueda, con un vagabundeo en el que poco a poco las letras van cayendo en su lugar.

    ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Abraham Ponce
Ilustrador. Puede parecer una historia cliché pero desde niño disfrutaba seleccionar cuidadosamente los crayones con los que rellenaría los libros para colorear y procuraba no salirme de la línea ...
Su semblanza - Sus shots -