Saltear al contenido principal

Y vivir así para siempre

Te imaginas estar así para siempre. Suspendidas en el dulce letargo de las tres de la tarde.

¿Te has fijado cómo todas la mujeres de las revistas salen con la boca entreabierta? Sí, como si estuvieran cansadas de comerse una verga; mitad con ganas, mitad con asco.

¿Me querrás aun después de que las bichas hayan muerto? Hace calor. A veces se me antoja un té de durazno o uno de melocotón, como tus pechos. Aún no sé cuál es la diferencia entre uno y otro, entre las frutas, quiero decir, a tus tetas las reconocería sin dudar un segundo.

Me gusta la luz que entra por la ventana. Recuerda que debemos cambiar ese cartón por un vidrio de verdad, el aire comienza a colarse. ¿Alguna vez escuchas lo que tengo que decirte? Ya te dormiste. Entonces, te beso.

Loading
Escritora. Historiadora, periodista por cinco años y diletante profesional. Antes de cumplir los 30 años decidió probar suerte en toda clase de artes, hasta que encontró su verdadera vocación como catadora amateur de café. Actualmente trabaja en una empacadora de carne en Nueva Zelanda, donde encontró la mejor manera de ganar suficiente plata para pagarse oficios venideros, entre ellos soldadura subacuática y diseño de armaduras.
Ilustradora. Erika Posada, aka e.M.a. Publicista, diseñadora gráfica, ilustradora, freelance, libra, adoradora del sol, amante empedernida de los felinos y adicta al sonido que genera el aplastar hojitas y vainas secas en la calle.

No pares, ¡sigue leyendo!

Migración

Confianza

Nadamos profundo envueltos en las olas de petróleo. El agua espesa nos cobijó en un inmenso mar oculto, dejando al descubierto el temor…

Julio

Primero fue la imagen

Julio viajó en el tiempo. Encontró la manera de regresar a la época de su pubertad y conservar el conocimiento y experiencias que…

Volver arriba