Saltear al contenido principal

A dos columnas

¿Permiso de qué? En esta cochinada de ciudad no tenemos permiso de nada, no podemos dejar de ser nada. Igual y agarrar un oficio o una maña, tener hijos o plantar un pinche árbol. Lo más cercano que estamos de ser “uno” en la vida es hacer algo respetable, chingón (pero qué difícil). ¿A qué hora? ¿Con qué tiempo o pa´ qué?

Si quieres que te recuerden es mejor la faltosa: agarrar cualquier chingadera y dejarle un recuerdo a un cristiano… o a uno mismo. Ahí sí, primera plana (GUÁRDAME ÉSTA). Y mucho mejor si a ese agandalle te inventan un buen pretexto a dos columnas: “En el número 311 de la calle José Espinoza fue encontrado el cuerpo de un joven. De acuerdo con sus identificaciones, ese día celebraba su cumpleaños 25. Se sabe que el incidente fue ocasionado por una mujer a quien se le reconoce como su pareja sentimental” (LE DAN SU REGALITO).

Después de preparar el plan con calma, ponerse su mejor vestido, calzones bonitos, unos zapatotes, el cabello suelto, llega a tu casa. Dos tres tragos coquetos y se pone juntito de ti, te abraza, te da unos besucones, ya sabes… y sin más, te pica con un filo en el cuello y hasta ahí llegaste.

Eso estaría suave en tu nota, algo que valga la pena, mejor que 5 minutos de fama en la televisión. ¿Y si no? ¡Pues ya qué! Igual están chidas unas letrotas azules, un tipo gritando (MUERTE POR OCIO) y una foto de ti tumbado en la parte de abajo.

Loading
Jorge Rubio
Escritor. Editor y librólogo de lunes a domingo, trabajo desde el balconcito de mi casa, al lado de las dueñas de mis quincenas. Escucho música todo el día y como a mis horas. No me gustan las mascotas que puedan dejar pelos.
Ilustrador. Experto en tratar de ser experto en algo desde 1989. Fan del sarcasmo. Aficionado de los dibujitos desde que se enteró de que podían hacerse con un lápiz. Un día descubrió que era capaz de transformar letras, palabras e ideas en trazos y colores. Desde entonces decidió no dejar de hacerlo. Mi lápiz y el papel son más eficientes que mi capacidad de expresión oral. Diseñador Gráfico de profesión e Ilustrador en constante aprendizaje y crecimiento. Pues aquí nomás haciendo unos dibujitos.

No pares, ¡sigue leyendo!

Un cubo. Esqueleto de mentes poderosas.

Aparato

Con la capacidad de moverse totalmente inactiva, con los ojos detenidos en la luz titilante y los dedos partidos en 16 botones, descansa…

Volver arriba