Saltear al contenido principal

Cicatriz

No llames a este amor destino
llámalo arrebato
peso
calle
robo

llámalo amante
paseo
«buenas tardes, buenos días»
llámalo vernos
fuego
manos

Quien me haya amado
está más triste

Sé que te has sentado en muchas rodillas
así que no me llames destino
ni me compadezcas

No me asusto, ni me importa
poco a poco soy pasajero de arena
la corriente de tu desnudo
el árbol que mece tu locura
Soy feliz porque besé a los animales
Los días me hicieron el alma un cenicero

Y ahora quieres abandonarte a ti misma
en el cuerpo de otro
Así que no llames a este amor destino

llámalo canción
sangrado
batalla
llámalo cadáver
sueño
luna inclinada

llámalo como quieras
pero no me llames
ya no me ames
ya no son llamas.

Cristian Celis
Escritor. Me enseñaron a escribir y a contar desde los tres años con ayuda de naipes, corcholatas de colores y revistas de ciencia. Mi televisión (de esas grandotas de madera ) no se veía, así que tenía que imaginarme ...
Su semblanza - Sus shots -
Pili Aguado
Ilustradora. Licenciada en Bellas Artes en la especialidad de Artes Gráficas. Bajo la marca LA ORUGA DE CELIA, Pili comienza a realizar varios diseños e ilustraciones aplicados a productos textiles, artesanales ...
Su semblanza - Sus shots -
Cristian Celis
Escritor. Me enseñaron a escribir y a contar desde los tres años con ayuda de naipes, corcholatas de colores y revistas de ciencia. Mi televisión (de esas grandotas de madera ) no se veía, así que tenía que imaginarme ...
Su semblanza - Sus shots -
Pili Aguado
Ilustradora. Licenciada en Bellas Artes en la especialidad de Artes Gráficas. Bajo la marca LA ORUGA DE CELIA, Pili comienza a realizar varios diseños e ilustraciones aplicados a productos textiles, artesanales ...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Mein Gott

Mein Gott

—¡Mein Gott!—me decía— ¡Mein Gott! ¡Qué desagradable mujer! Ah, pero cómo la amaba. Nada me hacía más feliz que saber…

0
Cuenta Regresiva

Cuenta regresiva

La última vez que Marlon vio a su abuelo fue cuando tenía 8 años. Era un domingo nada extraño, de…

1
Srta. Esperanza Díaz

Srta. Esperanza Díaz

En aquel olvidado cuarto de hospital, el nieto le susurró al anciano lo siguiente: "A veces medirse se vuelve irracional…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba