Saltear al contenido principal

Cómo se grabó el vacío

La pequeña grabadora grabó hasta el último rincón de la cinta.

Aquella canción sin letra y sin afanes, que no hace más que celebrar la vida, se cortó antes del final.

Clasificó muchas canciones que se grabaron a momentos, que se convirtieron en tesoros de pocos corazones abiertos.

Con buena letra y especial detalle, marcó título por título este legado que se desvanece melancólicamente como el uso del lapicero.

Todas, canciones que perdieron sus letras y sus notas. Todas, historias que en su último momento no tuvo tiempo de pasar frente a sus ojos.

Toda su vida que se convirtió en vacío.

 

Loading
Ilustrador. Lo que nos da la propiedad de reyes o reinas es la vida misma y el hecho de que la vivamos personal e individualmente aun cuando sabemos que somos parte de un todo, aun cuando en los momentos más oscuros nos consuele saber que nuestras oscuras preguntas estén en la mente / espíritu / alma / esencia de otros. Esa virtud innata de vivir es fuertemente enriquecida con la virtud de dar vida, de ser nosotros mismos canales para la creación de nuevos mundos que se impongan a la cuestionante y finita realidad. Es allí donde creo confluir con este proyecto de creación colectiva, donde los ríos se cruzan aumentando su caudal para simplemente seguir irrigando (sí, también, por qué no, hasta llegar al mar).
Ilustrador. Experto en tratar de ser experto en algo desde 1989. Fan del sarcasmo. Aficionado de los dibujitos desde que se enteró de que podían hacerse con un lápiz. Un día descubrió que era capaz de transformar letras, palabras e ideas en trazos y colores. Desde entonces decidió no dejar de hacerlo. Mi lápiz y el papel son más eficientes que mi capacidad de expresión oral. Diseñador Gráfico de profesión e Ilustrador en constante aprendizaje y crecimiento. Pues aquí nomás haciendo unos dibujitos.

No pares, ¡sigue leyendo!

Volver arriba