Saltear al contenido principal

De vagones

Sí, mire: Productos de Calidad pone a la venta –en promoción– la crema relajante para aliviar, mejorar, paliar, aminorar el cansancio y el estrés de ese camino, de esa ruta a casa. Aplique una dosis moderada bajo los lóbulos auriculares y en las sienes. Su fórmula contiene aceites esenciales de lavanda, valeriana, eucalipto, entre otros.

O si lo prefiere, puede también adquirir el bastón de goma con alma de hierro, que no se quiebra, no se rompe: indispensable para liberar la tensión del trabajo, la oficina, la obra, la junta, la universidad, el salón de clases o ese tedioso seminario. Utilícelo para mitigar y relajar el desprecio y la animadversión hacia su jefe. Adquiéralo ahora en diez pesos para que no lo compre en su precio comercial de doce pesos. O bien, llévese…

Al fondo se oye un disparo mudo. “Por favor, permita el libre cierre puertas. Gracias”. Le sigue el ronroneo de las llantas y el motor tambaleante.

 

Loading
Escritor. Lugar común: perfil obsesivo compulsivo, pero es cierto y útil en producción editorial. Editor, traductor, corrector de estilo.
Ilustradora. Gotas de colores caen, poco a poco anuncian dónde te ocultarás, dejan el dulce ácido de un camino que me hará llegar.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Interferencia

Espíritu

Me dispararon al cruzar su espacio aéreo. Al encontrarme me levantaron y me dijeron que no las necesitaría más. Tomaron mis dos apéndices…

Tiembla

Vergüenza

Se había desnudado a pesar de las estrías en las nalgas y las caderas afiladas, las costillas y los codos prominentes; de la…

Herida de mujer

Primero fue el texto

Cuando la niña terminó de leer las últimas páginas de un libro que nadie le había prohibido pero que sabía le estaba vedado,…

Volver arriba