Saltear al contenido principal

Un segundo imperio

Cuando los vi pasar eran sólo unos cuantos. A vuelo lento y dispersos habría contado unos siete, pero me concentré en lo que decía la radio; especialistas intentaban explicar lo que sucedía desde una visión económica y social. A final de cuentas todo convergía en la disputa entre las naciones durante los últimos ocho meses: el apoderamiento de los recursos, los altos costos de importación y exportación tecnológicos, alteración de los sistemas naturales.

Lo que vi fueron esas siete o diez aves sobre el techo de mi casa, pero me perdí del desfile de miles de ellas cuando las aves de todo el continente emigraron al sur cagándose sobre todas las ciudades y amenazando las ventanas de aquellos edificios medianamente altos.

Entonces, las ratas, gatos y perros tomaron las calles y, contrario a las personas que nos resguardábamos en nuestras casas, corrían aterrorizadas en la misma dirección que las aves de hace unos minutos. Eran las once y minutos de la mañana y el cielo tenía un color como si se estuviera metiendo el sol; el olor a basura de siempre se dispersó y un olor a agua de mar inundó las calles, entrando por cualquier intersticio de las casas.

Dejó de sonar la radio y prender la televisión fue imposible. Yo mismo creí que me echaría a llorar, pero no. Caminé hacia la cocina, tomé un vaso con agua y extrañé una cerveza. El último sonido que escuché parecía más un avión entrando por mis oídos y que claramente decía: “Bienvenidos a casa”. Después, todo fue mejor.

 

Loading
Jorge Rubio
Escritor. Editor y librólogo de lunes a domingo, trabajo desde el balconcito de mi casa, al lado de las dueñas de mis quincenas. Escucho música todo el día y como a mis horas. No me gustan las mascotas que puedan dejar pelos.
Ilustrador y Diseñador Gráfico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Desde diciembre del 2009 trabajo en H2O Contents, empresa donde actualmente tengo a mi cargo la dirección de arte de la revista Círculo Mixup. En su mayoría, las ilustraciones que presento han sido realizadas para el Drawing Fightclub, grupo independiente de ilustradores mexicanos que comenzó por medio de una red social. La ilustración que lleva por título “Es mentira la muerte” ganó el primer lugar del Torneo Calaverita de dicho grupo. En diciembre de 2012, esta obra fue impresa a manera de regalo para los colaboradores de la revista Círculo Mixup. Contó con un tiraje de 200 piezas a 4 tintas sobre papel couché de 300 grs. La técnica que utilizo en la mayor parte de mi obra es mixta, realizo bocetos a lápiz que después vectorizo y retoco de manera digital hasta estar satisfecho con el resultado.

No pares, ¡sigue leyendo!

Vértigo

Confianza

A veces caer no es caer, es volar. Qué más da cuando el abismo no tiene fondo, como el desgano o como el…

El león piensa que todos

Comodidad

Su madre había muerto la noche anterior. Toda su infancia vino con ella a esta pastelería, por eso, Alea había comprado dos galletas…

El Espíritu

Espíritu

Mi historia fue al revés: nada de pobreza, andar en la calle lavando carros, o salir de una vecindad llena de escuincles llenos…

Volver arriba