Saltear al contenido principal

Dormir extraterrestre

Cuando se acerca la hora de dormir, mi mente comienza a atormentarme pues siempre despierto con la sensación de haber viajado a otra dimensión.

Durante un periodo del sueño estoy caminando por la calle y algo me hace tropezar, caigo libre, en un hoyo negro abismal que me transporta a otra galaxia, una muy, muy lejana, mientras mi cuerpo reposa en la Tierra para que nadie sospeche de mis viajes nocturnos. Aquí está mi coraza y más allá, en lugares no reconocidos, mi alma extraterreste.

Un día no despertaré y mi ser por fin vivirá dormido para siempre.

 

 

Arianna BN
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Su semblanza - Sus shots -
Avatar
Ilustrador. Diseñador Gráfico e ilustrador nacido en la Ciudad de México en el año 1987, diseñador de profesión e ilustrador por amor a ese arte. Ha participado como invitado ilustrando carteles para diferentes eventos ...
Su semblanza - Sus shots -
Arianna BN
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Su semblanza - Sus shots -
Avatar
Ilustrador. Diseñador Gráfico e ilustrador nacido en la Ciudad de México en el año 1987, diseñador de profesión e ilustrador por amor a ese arte. Ha participado como invitado ilustrando carteles para diferentes eventos ...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Asimetría

Asimetría

Lo que más le gustaba de ella era la ceguera, esa incapacidad de mirarlo de frente. Le gustaba aquel velo…

0
El Médico Y El Brujo

El médico y el brujo

Búho, el médico más prestigioso del bosque, no pudo salvar a su esposa de la enfermedad. La verdad es que…

0
Ella Se Llama Cuando

Ella se llama Cuando

Cuando está recostada en la cama mirando a Milo, quien descansa boca arriba con los labios semiabiertos, la barbilla temblando…

Esta entrada tiene un comentario
  1. El típico y espectacular caso de un viaje astral, donde el cuerpo es la vía para aprender del dolor y las alegrías que guarda este mundo, y a la vez el ancla que nos cuida de no perdernos en la inmensidad del universo.

    Siempre vale la pena esperar, siempre :D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba