Saltear al contenido principal

El gato / (ménage à trois)

El gato, testigo mudo de la noche, voyerista no invitado al lecho de amor, acecha desde lejos con sus tibios ronroneos y cuida celoso que el brillo de la luna no acaricie la piel de los amantes.

Avanza a la habitación frotando su cuerpo contra la pared mientras ondea su cola de arriba a abajo, por momentos hace una pausa para escuchar atento los movimientos de los cuerpos que se separan y se unen como un acordeón parisino que canta los gemidos de la noche.

Ellos, invisibles ante el mundo, se convierten de pronto en protagonistas (sin saber) de una escena que tiene como único público los brillantes ojos del felino.

Nadie advierte su presencia, él espera sigiloso a que los amantes terminen ese juego de caricias y así apoderarse de la obscuridad y sus latidos.

El ‘no invitado’ aprovecha cada gemido gastado para acercarse un poco más a esa fuente de calor que emana de los cuerpos sudorosos. Y mientras ellos se anestesian de placer, el discreto gato se instala silencioso cerca de la almohada donde reposa la cabellera de ella.

Minutos después, los amantes (que ni siquiera intentan levantarse de la cama) reciben adormilados al nuevo integrante que aunque no reconoce el olor del huésped que acompaña a la chica (pues cada noche tiene un rostro diferente) no le da importancia porque sabe que tiene un lugar entre ese conjunto de piernas, torsos y espaldas. Ella sin poder cerrar los ojos respira tranquila con el cuerpo desnudo extendido sobre el lecho de amor al tiempo que fuma un cigarrillo y acaricia al felino.

Loading
Álvaro Buenaventura
Lleguemos a un acuerdo, tú me lees, yo te escribo. «Había noches en que todo el mundo estaba como esperando algo y yo me sentía como un nómada fracasado, de esos que van a todas partes sin llegar a ningún lado.» Escribo «adios» sin acento para que no suene a despedida.
Ilustrador y Diseñador Gráfico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Desde diciembre del 2009 trabajo en H2O Contents, empresa donde actualmente tengo a mi cargo la dirección de arte de la revista Círculo Mixup. En su mayoría, las ilustraciones que presento han sido realizadas para el Drawing Fightclub, grupo independiente de ilustradores mexicanos que comenzó por medio de una red social. La ilustración que lleva por título “Es mentira la muerte” ganó el primer lugar del Torneo Calaverita de dicho grupo. En diciembre de 2012, esta obra fue impresa a manera de regalo para los colaboradores de la revista Círculo Mixup. Contó con un tiraje de 200 piezas a 4 tintas sobre papel couché de 300 grs. La técnica que utilizo en la mayor parte de mi obra es mixta, realizo bocetos a lápiz que después vectorizo y retoco de manera digital hasta estar satisfecho con el resultado.

No pares, ¡sigue leyendo!

Pero… ¡¿cómo?!

Confianza

Me besó. Su mano recorrió mi espalda, mis glúteos, y luego subió hasta mi nuca. De la nada sentí su palma sobre mi…

Nostalgia de la idea de hogar

Confianza

Sendas de Thó Escucha el croar de la luna el bosque entero se ha cubierto de emoción. (No lea usted Khôra, lea a…

Ave de tiempo pasado

Aparato

Los dibujos encontrados en la cueva de la ciudad perdida dejaban ver que en algún tiempo una especie de ave había regido la…

Volver arriba