Skip to content

Elipsis

El hombre se despierta. El hombre se levanta. El hombre va a la cocina, llena la cafetera y la prende. El hombre se viste. La cafetera suena. El hombre vierte el café humeante en la taza. El hombre se sienta a la mesa.

El hombre da el primer sorbo. El café está frío.

 

Loading
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Ilustradora. Vendedora de sueños, trompetista en el circo de la mariposa, a veces maga. También pinta y hace flan.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

El sucio negocio del amor

Primero fue la imagen

Llevaba las monedas apretadas en la mano sintiendo, oliendo, saboreando casi ese metal, ese olor insufrible de la moneda vieja que además no…

Volver arriba