Saltear al contenido principal

Estuario

—No apagues la luz —dice.

Teme mirarse en el espejo de la noche. Presiente que el ojo de su deseo borrará su rostro. La fuerza del agua acabará con su historia. El reflejo no tocará más la superficie ya conocida y repetida en infinitas narraciones que ha hecho de sí misma. Si decide que la noche se adueñe de sus ojos, la luz no jugará más con ese cuerpo de agua. Va a despertar en la profundidad de un sueño, sin forma. Ese es su dilema: ser presa o volverse río.

Y se vierte en mí… con sus ojos, pero a la distancia. Yo goteo en ella, torpemente, con mi paladar de sonidos.

—¿Por qué? Si no, no puedo verte.

Las manos, impacientes, no quieren hacer violencia al secreto y no saben qué llave levará los diques de las aguas que podrían rendirnos.

 

Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Obola36
Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Obola36

Más shots para el sediento:

0
Chamán

Chamán

Un chamán fuma una especie de pipa. Volutas pronunciadas y grises salen de ésta. El individuo levita sobre la ciudad.…

0
Bye

Bye

Cristina se despide de todos a las tres y cuarto de la mañana. No quiso irse temprano con los «normales»…

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba