Saltear al contenido principal

La dejada

Ahí la llevamos, joven, ¿qué más? Empiezo a las 5 de la mañana y a veces regreso a las 10 a la casa a echar unos huevos y café; pero si ando lejos, pues ya me chingo una torta o lo que sea. Los martes y jueves, por ejemplo, dejo a cuatro personas en la Central de abastos y ya me quedo en esa zona, para ir al cantón. Yo vivo sobre Zaragoza, cerca de Guelatao, pero ahí es un desmadre y tiro por viaje lo quieren chingar a uno las patrullas. La última vez, apenitas, hace dos semanas, me detiene una moto dizque por traer fundido el copete y le digo: «ay, pinche Supermán, si es de día ¿cómo sabes que no sirve? Déjate de mamadas y toma pa’ tu chesco».

Y así es como la rolamos, jefe, y quien le diga que esto no es negocio nomás es chillón o muy pendejo. Digo, si tienes que dar cuenta, sí es una chinga, pero a la larga te acostumbras –sin albur, joven, no le digo–. O sea, porque aunque uno pague cuenta pues no tiene que gastar en la nave, ni placas, ni tenencia, ni cuanta chingadera se le ocurre al gobierno. Ora sí que es una por otra, ¿o no?

Es como yo le digo a mi mujer: “andando en el taxi, no me ves en todo el día, ¿qué más quieres?”. El pedo es que ya van dos veces que me voy al hospital por las piedras. Ahí es donde uno se da cuenta qué tan pinches jodidos estamos. Ahí uno ve que nomás hay pobres, ricos y los mamalones de en medio que se sienten de la alta sociedad. Esos se suben y con el chingado teléfono ya ni saben dónde están. Yo digo, mejor chingarle, joven, ¿o no?

Jorge Rubio
Escritor. Editor y librólogo de lunes a domingo, trabajo desde el balconcito de mi casa, al lado de las dueñas de mis quincenas. Escucho música todo el día y como a mis horas. No me gustan las mascotas que puedan dejar pelos ...
Su semblanza - Sus shots -
Rurru Mipanochia
Es una niña-niño-cosa que le gusta mucho el penecito, la puchita, las nalguitas, los huevitos... En ocaciones se trasviste de mujer, pero casi siempre es quimera. Le gusta mucho el helado de chocolate, el quesito...
Su semblanza - Sus shots -
Jorge Rubio
Escritor. Editor y librólogo de lunes a domingo, trabajo desde el balconcito de mi casa, al lado de las dueñas de mis quincenas. Escucho música todo el día y como a mis horas. No me gustan las mascotas que puedan dejar pelos ...
Su semblanza - Sus shots -
Rurru Mipanochia
Es una niña-niño-cosa que le gusta mucho el penecito, la puchita, las nalguitas, los huevitos... En ocaciones se trasviste de mujer, pero casi siempre es quimera. Le gusta mucho el helado de chocolate, el quesito...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
El Lazo

El lazo

El perro de mi vecino me parece un animal muy estúpido y, sin embargo, sumamente afortunado. Qué lugar común, lo…

0
Con Mis Manos En La Cruz

Con mis manos en la cruz

Hay un siseo cansado que patea con fuerza la tranquilidad del vacío. Mi fe agoniza en sus cenizas grises. Brota…

1
El Encuentro

El encuentro

Ahí estaba de nuevo frente a ella, como si los años hubiesen transcurrido sin transcurrir. Otra vez ese gran amor,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba