Saltear al contenido principal

La hoguera

—Enciende el fuego de una vez, ya debemos irnos —le dijo.

El niño, nervioso, arrojó una rama prendida sobre el montón de paja y troncos secos que había acomodado con su padre poco antes. En un segundo el incendio se propagó alrededor del montículo de cadáveres, liberando un olor a carne y pelaje quemados que llenó el lugar por completo. El niño observó los restos por última vez y, mientras sonaba el aullido aislado del lobo que logró escapar, sintió un escalofrío. Aún tenía miedo.

—Son animales solitarios. De no haberlos matado ahora, hubiéramos pasado meses buscándolos, tratando de acabar con ellos. Fue algo bueno encontrarlos juntos, nos ahorró mucho trabajo —le dijo su padre—. Ven, camina cerca de mí. Estamos lejos de casa —concluyó antes de darle la espalda a la hoguera.

El crujido de las llamas disimulaba los pasos de los tres.

Loading
Ulises Granados
Músico, escritor, lector, cinéfilo, melómano, hijo, primo, hermano y amigo nacido en la ciudad de México un hermoso y soleado miércoles 29 de febrero de 1984. Gusta de todas las formas de la imaginación y del humor sin discriminación alguna. También disfruta ocasionalmente de una buena novela policiaca. Sostiene que la escritura literaria es una búsqueda donde la voz del escritor debe ser la única constante. En alguna reunión llegó a afirmar: “Puedo suscribirme a cualquier corriente de pensamiento, siempre y cuando sea lo bastante corriente”. No ha recibido ninguna distinción literaria, pero ha otorgado dos títulos de “Abuela Honoris Causa” hasta el momento. El primero a Susan Sontag por su labor crítica y, sobre todo, por esta fotografía; el segundo a Wisława Szymborska por su obra poética y por la persona que imagina detrás de esos poemas. Participó en el proyecto de investigación de literatura policiaca “Crimen y ficción”. Actualmente escribe una columna mensual de cine para la revista Síncope, mantiene el blog “Antología (no tan) arbitraria de textos” y toca la guitarra en la banda mexicana de swing Cotton’s.
1. Persona de pequeño tamaño oriunda de México que hace ilustraciones. A veces lo hace profesionalmente. 2. Que se alimenta de gumiballas. 3. Que hace milagros.

No pares, ¡sigue leyendo!

Con mis manos en la cruz

Sorpresa

Hay un siseo cansado que patea con fuerza la tranquilidad del vacío. Mi fe agoniza en sus cenizas grises. Brota el día y…

Olvídate de todo

Espíritu

«Lo primero que hay que hacer es dejarse de bobadas», me dijo mi madre cuando cumplí 7 años. «Olvídate de que las hadas…

Volver arriba