Saltear al contenido principal

Las verijas de Scheherezade

El mismo vértigo que sentirías en el barco de Sinbad atravesando las suntuosas olas del mar de la India en una tarde intestina en la que el océano poderoso se comportara como un vómito de dios (de un dios con resaca corriendo hacia el inodoro); esa misma náusea la sentiste cuando te acercaste por primera vez al vértice del erotismo, recordalo, la primera vez que sumergiste tu cara, tu rostro lozano de 16 años entre las piernas de Silvia sentiste que el piso se balanceaba como el barco de Sinbad, y lo que al principio fue un suave mareo, evolucionó hacía una rotación giroscópica que casi te hace vomitar.

No era asco, era exceso de placer, y lo que siguió después en manos de Silvia, en piernas de Silvia, en tetas y nalgas de Silvia fue una tempestad cósmica, fue atravesar borracho girando, curveando, enroscando la gravedad misma como un cuerpo celeste rebelde, un cuerpo celeste anárquico en un loco recorrido, cruzando las olas del tiempo, rebotando en eras y eones, y todo nadado, todo húmedo y pegajoso, como la cubierta del barco de Sinbad, como ser parte de una tripulación/eyaculación y salir disparado en un destino seminal/grupal, a la aventura más sórdida, a la tempestad del universo en una cama anónima. Afuera llovía.

Loading
DelReal
Escritor/Ilustrador. Diseñador gráfico alma vendida, hedonista de bolsillo vacío, activista de la pereza y los vicios solitarios, nacido en tierra de nadie Santiago de Cali, prosperó en la vida alegre y fue criado en modo experimental, casi como un hámster de ritmos tropicales, con la ternura y los dientes necesarios para dar un par de puñaladas de cariño y el justo pelito afelpado de la embriaguez. Cree que el juicio es una trampa, la cerveza es una dicha y el humor confunde al tiempo; cree que el dinero es para los amigos, los genitales para el viento tibio y un vaso de licor con hielos para mantener el equilibrio en cualquier ocasión que valga la pena. Dibuja desde siempre, con disciplina de borracho -tinta y mugre- y nunca termina nada, no sabe de finales ni de principios ni de la ciencia exacta del éxito. Pero sabe caminar por ahí, encontrando compinches que han iluminado las vueltas de su vida, y le escuchan sus teorías de viejo impertinente, iconoclasta y prostático, a cambio del poco tiempo que nos queda. Amén.
Ilustrador. Enrique Cedillo (Cd. de México, 1985). Pintor, ilustrador y arquitecto mexicano. Su obra ha participado en varias exposiciones individuales y colectivas. Como ilustrador, su trabajo más reciente es “Libro (Bucólico/Citadino/Idílico/Infernal)” de la poeta ENE. Ha participado en diversos proyectos como director de arte, y en 2013 dirigió su primer cortometraje junto a Alfonso Ortiz: “Misantropía”, protagonizado por Mario Iván Martínez. Conduce el programa de arte y cultura Violenta Nocturna en radio por Internet.

No pares, ¡sigue leyendo!

Ni esa, ni la anterior

Llamada

Como un pedazo de flor vencida, una caja de cartón mojado o unos lápices sin punta, voy deshebrando mis pieles. Una tras otra…

Dulce amor

Grasa

Nos costó mucho trabajo hacernos, acostumbrarnos. Los días para mí, habituado a levantarme al alba e irme a la cama en cuanto la…

Volver arriba