Saltear al contenido principal

Trepidar

Arrancarme la carne y dejar que la sangre fluya y se meta en cada alcantarilla que se atraviesa. Dejar que se mezcle con el agua sucia, que se la coma el sol y se la lleve la distancia. Dejar que caiga encima de los rostros de aquel que te viola y te maltrata, quemarle la cara con mal augurio y punzarle los ojos con el dolor de las uñas. Callarle la voz con el ácido del desprecio, prenderle fuego con el alcohol de las venas. Dejarle más perdido de lo que se encuentra, darle dolor merecido. Desatar palabras incongruentes en las uniones ininteligibles. Acabar con el odio con el doble del mismo. Perder la razón y arrebatársela de ocasión. Dar la muerte por causar la del dolor. Perder la sangre para confundir al temor. Dejar el vicio en el aire para que tropiece con la perdición.

Arrebatarme de este lugar para envolverte con la piel que no tienes, darte mis nudillos para defenderte, mis ojos para advertirte, mi insípida razón para evitar extinguirte.

Avatar
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Su semblanza - Sus shots -
Metrallo
Ilustrador. Cada vez nos vemos más inmersos en la necesidad de encontrar satisfacciones sensitivas de todo tipo. Nuestros sentidos son vulnerables a nuestro entorno, dependemos emocionalmente de satisfacciones estéticas ...
Su semblanza - Sus shots -
Avatar
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Su semblanza - Sus shots -
Metrallo
Ilustrador. Cada vez nos vemos más inmersos en la necesidad de encontrar satisfacciones sensitivas de todo tipo. Nuestros sentidos son vulnerables a nuestro entorno, dependemos emocionalmente de satisfacciones estéticas ...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Contraste

Contraste

Alicia, en su mansión, tomaba plácidamente el sol sobre una confortable tumbona. Sin molestarse siquiera en hablar, hizo un leve…

2
El Espíritu

El Espíritu

Mi historia fue al revés: nada de pobreza, andar en la calle lavando carros, o salir de una vecindad llena…

0
Leviatán

Leviatán

Cruzamos el desierto siguiendo el fuego. Entonces encontramos el mar y supimos nuestra sentencia: en cuanto nos alcanzara el ejército…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba