Saltear al contenido principal

Taxidermia

Aquí viene la cuenta regresiva

el grito boca abajo

la lengua embalsamada

el tránsito cíclico del frío

el ojo de cíclope invidente

la caricia lasciva de la nada

el andar continuamente adormecida

el arpón lubricado

el agujero

el frío la cometa en el árbol el vacío entre los dedos el vulgar latido a rastras el frío el frío el eterno deambular de espaldas.

Está dejando que los cuervos se me acerquen a las sienes.

Estoy dejando de quererle.

Reventada.

Ce
Escritora. En una vida anterior fui encargada de un videoclub en Ciudad Juárez, actriz de teatro: bolero, ángel, diabla, preciosa ridícula, cantante, abogada, mujer fatal, vividora, loca, desahuciada, princesa, bruja, rata bailarina, niña ...
Su semblanza - Sus shots -
e.M.a.
Ilustradora. Erika Posada, aka e.M.a. Publicista, diseñadora gráfica, ilustradora, freelance, libra, adoradora del sol, amante empedernida de los felinos y adicta al sonido que genera el aplastar hojitas y vainas secas en la calle.
Su semblanza - Sus shots -
Ce
Escritora. En una vida anterior fui encargada de un videoclub en Ciudad Juárez, actriz de teatro: bolero, ángel, diabla, preciosa ridícula, cantante, abogada, mujer fatal, vividora, loca, desahuciada, princesa, bruja, rata bailarina, niña ...
Su semblanza - Sus shots -
e.M.a.
Ilustradora. Erika Posada, aka e.M.a. Publicista, diseñadora gráfica, ilustradora, freelance, libra, adoradora del sol, amante empedernida de los felinos y adicta al sonido que genera el aplastar hojitas y vainas secas en la calle.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Consejos A Una Muchacha Que Se Escapa

Consejos a una muchacha que se escapa

Cuando la lluvia se te enrede en las botas como alas y meteoros no desistas. Tampoco temas de la luna aplastante que se yergue a tus espaldas, ni a las temerosas brisas que se enrojecen como lenguas extranjeras. Ni al temor de las piernas cuando el miedo agita sus banderas terribles, ni al ocaso y sus colmillos despuntando en tu cara los instintos.
0
Cuando Me Muera Quiero Oler A Perro

Cuando me muera quiero oler a perro

Existen una y mil razones por las que debo dar las gracias al universo; a la mente siempre vienen la…

Esta entrada tiene 4 comentarios
  1. Me gusta su trabajo, e.M.a y Cé. Qué buen diálogo entre la ilustración y las letras. La imagen me parece muy expresiva y el texto profundiza la mirada abismal, con ese ritmo de caída. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba