Saltear al contenido principal

Una lección de Historia

Ayer es hoy y mañana: un trayecto sempiterno formado por billones de corpúsculos. Es el polvo del universo, de la evolución, de la atmósfera, y todos los organismos concluiremos nuestro acto final de desaparición como una unidad de medida.

Nuestros cuerpos contados en micras.

Nuestras vidas divididas en cientos de miles de micras.

Desde la gran colisión universal, el polvo se ha coronado como el fin primero y último; reloj imbatible y sereno, exterminador de las especies terrestres.

Algún día todos nos reduciremos a minúsculas elipsis de los siglos y las edades de la Tierra al convertirse en algo ineludible pasar de la respiración a la carroña, de los insectos necrófagos a los huesos. Una ráfaga siempre ha sido suficiente para esparcir nuestros restos en los parajes del mundo.

Los ciclos resurgen del polvo y se disgregan y retornan a él. Nuestros pulmones inhalan a diario cadáveres, brevedades de extinciones, desarrollo y civilizaciones.

Luego, aquí estamos: humanidad.

Pronto llegará la venganza del polvo y nos purgará.

 

Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Su semblanza - Sus shots -
Ros
Ilustrador. Ilustrador amateur de tiempo completo.
Su semblanza - Sus shots -
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Su semblanza - Sus shots -
Ros
Ilustrador. Ilustrador amateur de tiempo completo.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Donde Te Lleve La Noche

Donde te lleve la noche

Laura acompañó a Juan a través de doce calles oscuras, un pequeño parque que hedía a popó humano recién hecho,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba