Skip to content

Ventana

Noté su presencia hasta que mi brazo chocó contra el suyo. Julián se detuvo junto a mí para ver el paisaje de aquella mañana, uno de nubes más blancas que el blanco y de copos de nieve cayendo como ceniza.

De pronto notamos que algo se movía a lo lejos. Parecía una mujer sin rumbo ni abrigo. Pero la imagen era demasiado borrosa debido al vapor de nuestra respiración en la ventana.

Julián comentó que en efecto lo era, que aquella mujer repetía el mismo trayecto todos los años en Navidad. Dijo también que en el pueblo la conocían bien, pero que evitaban hablar sobre ella. «¿Quién sabe por qué?», terminó de decir para de nuevo estrellar su exhalación en el cristal de la ventana.

Entonces giré la cabeza buscando su rostro. Quería saber si hablaba en serio o se sonreía, pero la intensidad del reflejo de nieve convertía a Julián en una mancha indefinida y oscura.

Cuando de nuevo miré hacia fuera, me di cuenta de que la mujer había desparecido. «Quizá la devoró aquella arboleda», dije señalando los árboles sepia en el camino. Pero Julián ya no estaba, se había marchado dejando su vaho otra vez en el ventanal de la habitación.

Loading
Escritora. Participa con sus letras en el proyecto Deletéreo.
Ilustrador y Diseñador Gráfico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Desde diciembre del 2009 trabajo en H2O Contents, empresa donde actualmente tengo a mi cargo la dirección de arte de la revista Círculo Mixup. En su mayoría, las ilustraciones que presento han sido realizadas para el Drawing Fightclub, grupo independiente de ilustradores mexicanos que comenzó por medio de una red social. La ilustración que lleva por título “Es mentira la muerte” ganó el primer lugar del Torneo Calaverita de dicho grupo. En diciembre de 2012, esta obra fue impresa a manera de regalo para los colaboradores de la revista Círculo Mixup. Contó con un tiraje de 200 piezas a 4 tintas sobre papel couché de 300 grs. La técnica que utilizo en la mayor parte de mi obra es mixta, realizo bocetos a lápiz que después vectorizo y retoco de manera digital hasta estar satisfecho con el resultado.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Cordal

Primero fue el texto

Uno por uno íbamos caminando. Sin querer hacíamos una fila, no muy derechita, pero una fila. Recuerdo los hombros del de enfrente y…

De escurridores y seca-mentes

Ansiedad

Una cazuela y cuatro vasos con sus respectivos platos que aún faltan por lavar. También cuatro tenedores, tres cucharas y un cuchillo ya…

Volver arriba