Saltear al contenido principal

Y así por el resto de los días

Abro los ojos. Apago la alarma. Prendo la televisión. Checo mi Twitter. Me levanto de la cama. Hago pipí. Me meto a bañar. Me pongo crema. Me peino. Me pongo una bata. Tiendo la cama. Me pongo la ropa. Fumo. Vuelvo a fumar. Abro la puerta. Saco la basura. Me lavo los dientes. Tomo las llaves. Abro de nuevo la puerta. Saludo al vecino. Me subo en mi auto. Tomo Circuito Interior. Le grito al de junto. Me grita el de junto. Esquivo un auto. Acelero. Me quedo atrapado. Cambio de estación. Paso un bache. Paso otro bache. Paso un hoyo. Paso otro bache. Acelero de nuevo. Doy vuelta a la izquierda y me estaciono. Tomo el elevador. Me bajo en el 5.º piso. Me siento en mi lugar. Prendo la computadora. Me pongo mis audífonos. Contesto mis mails. Abro mi Facebook. Chateo. Voy a una junta. Me grita el jefe. Contesto el teléfono. Salgo a comer. Pido una cerveza. Regreso a mi lugar. Me lavo los dientes. Contesto más mails. Vuelvo a chatear y me voy. Me subo a mi auto. Tomo Reforma. Me tocan el claxon. Acelero.  Freno. Avanzo de nuevo. Me bajo del auto. Abro la puerta. Cierro la puerta. Dejo mi ropa. Subo de nuevo. Prendo la tele. Fumo. Ceno. Fumo. Me lavo los dientes. Apago la tele y me vuelvo a dormir. Abro los ojos. Apago la alarma. Prendo la televisión. Checo mi Twitter. Me levanto de la cama. Hago pipí. Me meto a bañar. Me pongo crema. Me peino. Me pongo una bata. Tiendo la cama. Me pongo la ropa. Fumo. Vuelvo a fumar. Abro la puerta. Saco la basura. Me lavo los dientes. Tomo las llaves. Abro de nuevo la puerta. Saludo al vecino. Me subo en mi auto. Tomo Circuito Interior. Le grito al de junto. Me grita el de junto. Esquivo un auto. Acelero. Me quedo atrapado. Cambio de estación. Paso un bache. Paso otro bache. Paso un hoyo. Paso otro bache. Acelero de nuevo. Doy vuelta a la izquierda y me estaciono. Tomo el elevador. Me bajo en el 5.º piso. Me siento en mi lugar. Prendo la computadora. Me pongo mis audífonos. Contesto mis mails. Abro mi Facebook. Chateo. Voy a una junta. Me grita el jefe. Contesto el teléfono. Salgo a comer. Pido una cerveza. Regreso a mi lugar. Me lavo los dientes. Contesto más mails. Vuelvo a chatear y me voy. Me subo a mi auto. Tomo Reforma. Me tocan el claxon. Acelero.  Freno. Avanzo de nuevo. Me bajo del auto. Abro la puerta. Cierro la puerta. Dejo mi ropa. Subo de nuevo. Prendo la tele. Fumo. Ceno. Fumo. Me lavo los dientes. Apago la tele y me vuelvo a dormir.

Loading
Escritor. No sé tocar ni un instrumento pero una vez tuve un grupo llamado Karaoke Vox. No tocábamos, sólo hacíamos entrevistas y conciertos falsos. Nuestro mayor éxito fue salir en la revista ERES como grupo emergente revelación de 1999. Tiempo después nos separamos, fue entonces cuando comencé a escribir. Primero poemas, luego historias cortas y ahora novelas. Tengo 2 libros publicados hasta ahora: “Yo no soy DJ” (2002) y “Arnold Sucheneyers o como se escriba en China pero en Nueva York” (2010). Yo los llamo collage literarios. Ambos incluyen un diario electrónico sobre mi vida que retrata ciertos momentos con los que todos nos relacionamos, a veces de forma irónica, otras de forma más cruda. Soy fan de los hot dogs, de Nueva York, de Richie Hawtin, de Andy Warhol y de The Cure. Odio esperar, el tráfico y el hígado. Actualmente trabajo en Centro de Diseño, Cine y Televisión, escribo en el semanario cultural Frente donde tengo una columna quincenal llamada “Soy un Fracasado”, pongo discos con Los Hechiceros de vez en cuando y estoy llevando acabo el reto Bonafont a partir de hoy.
Ilustrador. Ilustrador amateur de tiempo completo.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

El Cardenal

Humo

Como el humo sueña deshacerse el cardenal como un corazón en un puño y escaparse de la jaula

Volver arriba