Saltear al contenido principal

Topografía

Toda cicatriz carga memoria. Accidente, necesidad, a veces intención, pero siempre porta razones: «rompí una ventana con la palma y me pusieron cinco puntos; casi pierdo el meñique», «me rompí la nariz en la playa: apenas se ve la sutura, pero quedó la marca de la piedra», «me corté: lo necesitaba».

A veces, también, la cicatriz porta nombre. De este lado del pecho, Monserrat perdió el rostro, pero no su sitio; al otro lado, Elisa se obstina. Claudia reclamó el antebrazo, y besó la cicatriz más suave. Teresa se esconde entre el vello de la pierna, justo sobre la rodilla. Cabe el muslo, Paola reclama a gritos, y a su lado Euriclea. Allende la muñeca, Rosa, la más cauta, la más oculta, y el brazo se llama Olvido.

Y así se desperdigan los recuerdos: la espalda ajada, las rodillas hendidas, la cara marcada, los ojos estriados y perdidos. Un mapa que se desvanece o se oculta, en el que tú no estás.

Avatar
Escritor. Lugar común: perfil obsesivo compulsivo, pero es cierto y útil en producción editorial. Editor, traductor, corrector de estilo.
Su semblanza - Sus shots -
Selket Yhay
Ilustradora. Mujer a la que le cuesta trabajo describirse en pocas palabras, pero que en un intento de ello podría decir que es mitad mariposa, mitad escorpión ...
Su semblanza - Sus shots -
Avatar
Escritor. Lugar común: perfil obsesivo compulsivo, pero es cierto y útil en producción editorial. Editor, traductor, corrector de estilo.
Su semblanza - Sus shots -
Selket Yhay
Ilustradora. Mujer a la que le cuesta trabajo describirse en pocas palabras, pero que en un intento de ello podría decir que es mitad mariposa, mitad escorpión ...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
La Mesa Está Puesta

La mesa está puesta

Despiértame con tu indecisión. Soy nueva en esto, ¡maldita sea! Soy tú. Verás esa mirada en mis ojos; tal vez…

0
No Somos Hombre Ni Animales

No somos hombre ni animales

No somos hombres ni animales, no se podría decir que nos defendemos. El valor del hombre no es demasiado firme…

0
Las Verijas De Scheherezade

Las verijas de Scheherezade

El mismo vértigo que sentirías en el barco de Sinbad atravesando las suntuosas olas del mar de la India en…

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Me gusta la relación entre cicatriz y memoria… esa idea de la marca, visible o no, que es síntoma de historia, de vida. Y bueno, que termine la memoria haciendo del cuerpo un registro de nombres de mujer, es muy lindo. La ilustración le queda bien y me gusta mucho el corazón expuesto… eso también es una cicatriz, ¿no?
    ¡Gracias a ambos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba