Saltear al contenido principal

Agustín

Era la primera vez que meditaba. Andrea me había dicho que lo necesitaba, que calmaría mi insomnio y mi mal genio. Me dijo, después de varios meses de insistir, que si no lo intentaba se iría de la casa porque quería paz.

Entonces estoy aquí. Frente a esta maestra amiga suya, que es muy guapa, intentando concentrarme en cualquier cosa que no sean sus tetas, que son enormes.

Cierro los ojos e intento seguir sus palabras, tiene una voz cálida… hasta dulce…

¡Cómo tengo ganas de quitarle el brasier! Besarle los pezones, chuparlos hasta que le queden rojos y duros. Respiro profundo y estoy angustiado.

Regreso a la música y a ella. Siento un calor intenso en la espalda, sudo mucho. Veo a un hombrecito verde, feliz, en paz. Sé que soy ese hombre y que soy así gracias al susurro suave de esta mujer, a su cuerpo bello, a algo que emana de ella.

Ahora tengo ocupadas las noches del lunes, miércoles y viernes. En un mundo lleno de pájaros hay un hombre que persigue una voz a la que ama intensamente y es feliz.

Andrea está contenta. Dice que por fin duermo bien.

 

Loading
Conejo Randy
Ilustradora. Conejo con disfraz humano; el disfraz se dedica a comer, dormir y cagar. Como actividad extracurricular hace teatro, danza, yoga, escribe y pinta… Pero el conejo Randy sólo tiene dos preocupaciones en la vida: que no se acabe el agua y que no se extingan las abejas. Por lo demás, sabe del apocalipsis venidero y lo toma con la mejor filosofía taoísta: aprender a desaprender, guardar silencio y esperar.
Ilustrador. En el mundo de la ilustración me conocen como Carry. Soy diseñador gráfico e ilustrador; desde muy pequeño tenía el gusto por dibujar y hacer todo tipo de ilustraciones en las paredes, cuadernos y todo en lo que pudiera pintar o rayar. Mi primer acercamiento formal con la ilustración profesional fue al conocer a un ilustrador en una convención de lucha libre y ver cómo hacía sus personajes. Desde ahí empecé a hacer ilustraciones más formales y con mayor calidad. Gracias a esto me fui abriendo camino y comencé a tener un poco de renombre en el ámbito al poder participar con algunas revistas, ser finalista en algunos concursos y ganar en uno. Actualmente trabajo en una agencia de publicidad como ilustrador y hago freelance. La mayor parte de mis ilustraciones son graciosas, coloridas y con algunas frases para amarrar el chiste. Mi proceso de ilustración es, primero y más importante, sacar una idea o chiste, bocetar y de ahí ya veo qué técnica puede ser la adecuada para que termine bien.

No pares, ¡sigue leyendo!

Magna

Espíritu

Ana camina entre la multitud enardecida hacia las puertas del Senado y, como si fuera una boda militar, todos le ceden el paso…

Tiembla

Vergüenza

Se había desnudado a pesar de las estrías en las nalgas y las caderas afiladas, las costillas y los codos prominentes; de la…

Volver arriba