Saltear al contenido principal

Autorretrato

Cada vez, otra vez, y entre una y otra ángulos distintos. Cuántos contornos tiene un cuerpo, un ojo, una cabeza –adivina, descubre, parpadea–. Alguien inventó el juego hace años y, claro, plasmado en la visión fija de un cuadro es interesante. El cuerpo, el espejo de media luna, el reflejo desigual. Qué inteligente, suspiros de señoras y galeristas con corbatín; entre una imagen y otra hay un infinito de posibilidades, dicen, qué gran metáfora, se asombran. La verdad es que ya no aguanto ser la jodida encarnación de esa ocurrencia. Y es que no es fácil, me busco en el espejo y encuentro siempre otra, carajo, la otra y su milímetro de diferencia, su minuto de separación. Dónde estoy, quién, cómo asegurar que aquí, yo. Ella me mira desde lejos, siempre ajena (tú o yo, nosotras, dónde estoy). Pero se te olvidó multiplicar las manos, ¡ja! Entonces verás: dibujo un cuchillito. Un, dos, tres, cuatro estocadas y, ahora sí, a la chingada: gritos, ojos asombrados cayendo y buscándose unos a otros. A tientas recojo uno y me lo meto a la boca; la baba me escurre entre los labios, los dedos. Sé que te desprendiste (¿o yo?) y vas camino al suelo; casi puedo ver tu gesto de espanto y la súplica que me devolvías siempre (o yo): sálvame, parpadea hasta encontrarnos. Esta vez no.

 

Dulce Aguirre
Escritora/Ilustradora. “Our songs will all be silenced, but what of it? Go on singing”.
Su semblanza - Sus shots -
Selket Yhay
Ilustradora. Mujer a la que le cuesta trabajo describirse en pocas palabras, pero que en un intento de ello podría decir que es mitad mariposa, mitad escorpión ...
Su semblanza - Sus shots -
Dulce Aguirre
Escritora/Ilustradora. “Our songs will all be silenced, but what of it? Go on singing”.
Su semblanza - Sus shots -
Selket Yhay
Ilustradora. Mujer a la que le cuesta trabajo describirse en pocas palabras, pero que en un intento de ello podría decir que es mitad mariposa, mitad escorpión ...
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

1
La Gran Impostura

La gran impostura

No me gusta reír. No le veo la gracia a nada de lo que ocurre por aquí. Ni siquiera la…

0
Herida De Mujer

Herida de mujer

Cuando la niña terminó de leer las últimas páginas de un libro que nadie le había prohibido pero que sabía…

Esta entrada tiene 3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba