Saltear al contenido principal

Ciclos

No era la primera vez que sentía que podría cortarme con la navaja de la rasuradora. Mientras me veía al espejo, imaginaba que alguna vez mi mano cobraría vida propia y se dirigiría con la navaja directo a mi yugular y que la sangre, como un chisguete a presión, haría que la pared detuviera ese instante en forma de manchas pardas. Pero la sangre no sería suficiente; comenzaría a cortar la piel de mi cuello, más capas, más músculos, venas y vasos. Mi cabeza, satisfecha de haberse deshecho de su cuerpo, rodaría por el piso buscando una salida; presa de su propia superioridad buscaría la forma de no ser devorada por la fauna necrófila.

Días enteros pasarían antes de que hormigas y cucarachas empezaran a rondar mi cuerpo. Luego, las ratas –atraídas por mi fétido olor– devorarían un brazo entero, el otro, las piernas, mis pies, mi tórax… ya no quedaría nada de la carne que cubrió mis huesos y en la que tantas veces llegué a sentir mis vellos erguirse.

Finalmente mi rostro se revela. He acabado este ritual de quitarse vellosidad de la piel. La tentación de la eternidad comienza a esparcirse por mi mente. Ya no me da miedo convertirme en el banquete perfecto para aquellos pequeños organismos acostumbrados a la descomposición.

 

Loading
Érika Anallely
Escritora. Escribe para no olvidar(se). Escribe recordando que las letras divagan entre libros e imágenes, por eso se apresura a aprehenderlas. Escribe porque le atraen los instantes. Escribe porque le desespera esperar. Escribe aunque su letra sea todo menos bonita.
Ilustrador. Diseñador Gráfico e ilustrador nacido en la Ciudad de México en el año 1987, diseñador de profesión e ilustrador por amor a ese arte. Ha participado como invitado ilustrando carteles para diferentes eventos. En sus ilustraciones trata diferentes temas que van desde la ciencia ficción hasta temas esotéricos. En gran parte de su trabajo incluye cráneos ya que según el autor “el cráneo es la parte más honesta, contenedor del ser y el espíritu”. Su trabajo principalmente es en blanco y negro utilizando tinta china, estilógrafos y pinceles.

No pares, ¡sigue leyendo!

Lumínica

Primero fue la imagen

Buscó el vestido que le resaltaba la sonrisa. Se pulió los brazos hasta la refulgencia. Encontró en el espejo sus ojos teñidos en…

Ilusión

Esperanza

Usted puede verme comprando lápices, estilógrafos, papeles, libretas, libros, laptops, aplicaciones para escribir guiones, sacapuntas, lapiceros, borradores, máquinas de escribir, escritorios. Puede verme…

Volver arriba