Skip to content

Cosquilleos

Malco Razón no sentía como los demás. Cuando le llegaba la ansiedad, la angustia o el amor no le revoloteaban “maripositas en el estómago”, como solía decir su hermana. En su lugar, sentía pedazos de caricaturas descuartizadas que le provocaban vómitos con su cabello despeinado, o punzadas con el roce de un seno cercenado y excitado. Sufría. Sufría bastante cada que alguna emoción acaparaba sin permiso su vientre.

Malco murió de manera inexplicable. Decidieron practicarle una autopsia. La doctora que hizo los cortes encontró en su interior un manojo de ojos llorando y unas cuantas narices llenas de mocos. Sin poder contenerse vomitó sobre el cuerpo inerte un millón de mariposas.

Loading
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Ilustradora. Silvana Ávila, aka Miss Tutsi Pop, no es una cosa ni una categoría, al parecer es un verbo, un proceso en evolución, una función integral del universo.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Salomónica

Amor y amistad

Intentó el honesto amor de Octavio, sus zalamerías, sus guiños, sus flores siempre luminosas, hasta sus promesas de rizos ensortijados y manos perpetuamente…

Entonces lo sabrás…

Amor y amistad

Julia empezaba a pensar en el amor y preocupada le preguntó a su madre cómo podría darse cuenta de si estaba enamoraba. «Muy…

Volver arriba