Skip to content

De seducción y de vehemencia

Llegó la noche de nuestra cita pactada, aquella que premeditamos cada mes para encontrarnos solos y descubrirnos rodeados de una multitud.

Decidí vestir ligeramente distinta: algo que provocara tus instintos de querer estar conmigo. Zapatos altos para estilizar mis piernas, labial carmín (ese inequívoco que no puedes resistir). Perfumé todo mi cuerpo para seducir todos tus sentidos. Llegaste a mí, te acercaste y percibí cómo caías en esa burbuja de seducción que preparé para ti. Bailamos, bebimos e intercambiamos miradas penetrantes, deseos que expresábamos al tocar nuestras manos o al acariciarnos mutuamente. Así, poco a poco te dejaste llevar hacia tu propia trampa. Pronto no necesitarías a nadie que satisficiera tus pensamientos recónditos. Abrí mi cuerpo y dejé pasar a tus deseos.

No era yo, fui lo que querías.

Días atrás decidí cambiar. Fue en aquel momento en el que te descubrí con ella, que ahora no luce muy distinta a mi. Y es que no soporté la idea de compartirte con alguien más. Mi plan perfecto consistía en quemarte desde adentro, hacerte sentir una fantasía para soltarte poco a poco. Mi negación, orgullo y feminidad estaban en juego, y yo debía ser la que saliera triunfante.

Loading
Escritora. Observadora de la vida y los detalles. Me gusta compartir lo que veo, escribir con un ojo en lo real y el otro en lo imaginario.
Ilustrador. En el mundo de la ilustración me conocen como Carry. Soy diseñador gráfico e ilustrador; desde muy pequeño tenía el gusto por dibujar y hacer todo tipo de ilustraciones en las paredes, cuadernos y todo en lo que pudiera pintar o rayar. Mi primer acercamiento formal con la ilustración profesional fue al conocer a un ilustrador en una convención de lucha libre y ver cómo hacía sus personajes. Desde ahí empecé a hacer ilustraciones más formales y con mayor calidad. Gracias a esto me fui abriendo camino y comencé a tener un poco de renombre en el ámbito al poder participar con algunas revistas, ser finalista en algunos concursos y ganar en uno. Actualmente trabajo en una agencia de publicidad como ilustrador y hago freelance. La mayor parte de mis ilustraciones son graciosas, coloridas y con algunas frases para amarrar el chiste. Mi proceso de ilustración es, primero y más importante, sacar una idea o chiste, bocetar y de ahí ya veo qué técnica puede ser la adecuada para que termine bien.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Volver arriba