Saltear al contenido principal

Hoy

Juliana se quedó trabada pensando en el hoy. Siempre será hoy cuando le pase todo: hoy se morirá su perro, hoy se morirá su madre, hoy tendrá que buscar un nuevo trabajo y con suerte hoy encontrará uno nuevo. Hoy tendrá buen sexo y hoy se sentirá medio violada. Hoy tendrá un hijo y hoy, si la vida se pone de malas, podría llorarlo porque hoy se fue antes que ella. Hoy podría ganarse una beca o cambiarse de país, hoy se divorcia y hoy cumple 60 años de casada. Hoy le da la menopausia y hoy buscan sus nietos un ataúd mientras ella está en el hospital.

Hoy se orina de la risa, hoy llora de felicidad, hoy se olvida de las penas y hoy le pasan nuevas penas y vomita de angustia.

Juliana se queda trabada en el hoy, se da cuenta de que hoy no tiene 24 horas, o un día y una noche; hoy es siempre y hoy pasa todo.

Hoyhoyhoyhoy dispara una ametralladora dejándole un hueco en la frente y un nudo en la boca del estómago.

«Hoy me estoy fumando este puro y el vacío del tiempo se cobija detrás de mis ojos», piensa Juliana. «Hoy estoy viva, hoy ya estoy muerta», concluye.

Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Su semblanza - Sus shots -
John Marceline
Diseñador / ilustrador / animador / teatrera / mesera y lo que venga.
Su semblanza - Sus shots -
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Su semblanza - Sus shots -
John Marceline
Diseñador / ilustrador / animador / teatrera / mesera y lo que venga.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
La Cuarta Tejedora

La cuarta tejedora

Había cuatro tejedoras del mundo, pero la historia decidió sacar a una. Ella tejía el sintiempo, por eso la dejaron…

0
Loco

Loco

Había decidido mantenerlo en secreto, sin embargo, cada noche me asomaba a la ventana para observarla detenidamente. Y ahí estaba:…

1
Síndrome Del Conejo Blanco

Síndrome del conejo blanco

Zoom, zoom. Nadie podía percibir su rostro, apenas y se sentía una leve brisa de la velocidad con la que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba