Skip to content

Apnea emocional

Los recuerdos los fueron borrando los años y los excesos.

Algunos se perdieron inexorablemente. Otros permanecen, fragmentados.

Mamá llorando junto a la ventana con el sol de las 6 de la tarde.

El programa favorito de mamá en la televisión.

La puerta del cuarto de mamá, entreabierta, a una distancia que acepto exagerada.

Recuerdo que dejé de contar los segundos sin respirar después de 30.

Y luego, de golpe, dejo de recordar.

 

Loading
Escritor. Hombre bueno, de mal genio. Escribo, leo, vendo, imagino y fumo cosas.
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Toda la noche vi crecer el fuego

Ciudad

¿Cuándo es demasiado honda la tierra? ¿la tersa mano de la demolición?, el ojo adormecido por las afasias y el pájaro equivocado que…

Ella florece

Sorpresa

Casi al diez para las siete de la mañana, dos departamentos abren y cierran sus puertas al mismo tiempo. En uno de ellos…

Volver arriba