Saltear al contenido principal

Apnea emocional

Los recuerdos los fueron borrando los años y los excesos.

Algunos se perdieron inexorablemente. Otros permanecen, fragmentados.

Mamá llorando junto a la ventana con el sol de las 6 de la tarde.

El programa favorito de mamá en la televisión.

La puerta del cuarto de mamá, entreabierta, a una distancia que acepto exagerada.

Recuerdo que dejé de contar los segundos sin respirar después de 30.

Y luego, de golpe, dejo de recordar.

 

Loading
Escritor. Hombre bueno, de mal genio. Escribo, leo, vendo, imagino y fumo cosas.
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Buenos amigos

Confianza

Abordé el taxi y le pedí al chofer que se dirigiera al hospital lo más rápido posible. Fingí estar alterado, con esa actitud…

Volver arriba