Saltear al contenido principal

La caja de la Dra. Pandora Petri

Caía ya la noche cuando lo supo. Ese caos incontrolable de afuera le provocaba un malestar terrible, el olor nauseabundo del mundo. Y ese día supo lo que tenía que hacer.

Antes de salir del laboratorio tomó una cajita de cristal redonda y en ella puso una solución con bacterias. Ya en casa la colocó en el buró junto a la cama. Y empezó el conteo. Crecían a millares. Para la mañana siguiente la colonia habría duplicado su número. Crecían dentro de la cajita que ella alimentaba. Ese pequeño mundo en sus manos.

Miró por la ventana y se burló suavemente de la gente en la calle. Pensó en todo el caos y un escalofrío la recorrió violentamente. Se sacudió de hombros y regresó a la observación de la cajita de cristal. La solución era amarillenta y bajo la lámpara relucía como un tenue y moribundo sol. El calor las hace crecer. En los días siguientes probó ponerles agua con azúcar y luego suero. Les puso luz azul y luz roja. Las sacudió con fuerza entre las manos y las dejó reposar. Cada movimiento era meticulosamente anotado en una bitácora negra, porque cada movimiento genera una acción o una reacción o un cambio. Por eso todo es tan difícil de controlar, porque todo se mueve. Pero ahora tenía la cajita, en sus manos, y la solución era amarilla.

Como era lo esperado, tras todo un fin de semana de experimentar, las colonias de bacterias se multiplicaron infinitamente y ese infinito terminó por reventar el cristal de su cosmos. Era de madrugada y lo supo, se supo invadida por millardos de bichitos controlados. Lo sabía: el caos estaba afuera y la solución era amarilla.

Loading
Ruth Brenes
Escritora. Mar de nervios en esta carne contrahecha. Sentir, sentir, sentir. Y de ahí pensar. Y así decir. Y en todo eso vivir. Vivo colgada de la parte baja de la J en la palabra ojalá.
Ilustrador y Diseñador Gráfico egresado de la Universidad Tecnológica de México. Desde diciembre del 2009 trabajo en H2O Contents, empresa donde actualmente tengo a mi cargo la dirección de arte de la revista Círculo Mixup. En su mayoría, las ilustraciones que presento han sido realizadas para el Drawing Fightclub, grupo independiente de ilustradores mexicanos que comenzó por medio de una red social. La ilustración que lleva por título “Es mentira la muerte” ganó el primer lugar del Torneo Calaverita de dicho grupo. En diciembre de 2012, esta obra fue impresa a manera de regalo para los colaboradores de la revista Círculo Mixup. Contó con un tiraje de 200 piezas a 4 tintas sobre papel couché de 300 grs. La técnica que utilizo en la mayor parte de mi obra es mixta, realizo bocetos a lápiz que después vectorizo y retoco de manera digital hasta estar satisfecho con el resultado.

No pares, ¡sigue leyendo!

La fiesta

Sorpresa

Hay un tipo especial de infierno que parece muy simpático, como una broma de mal gusto. Se borran todos tus recuerdos. Sólo queda…

Triste deseo

Espíritu

Eras un ángel hermoso, eterno, alado de nubes plateadas y del amor de un dios que sólo quería para ti la libertad. Pero…

Volver arriba