Skip to content

Ojalá

Ojalá se me acerque este mancito y me eche los perros pa’ decirle que primero se coma un chicle y se arregle los dientes. Ojalá este tipo me tocara la nalga pa’ darle un rodillazo en los huevos y escupirle mientras se revuelca en el piso del metro. Ojalá venga el doctorcito y se pase de listo pa’ decirle que tiene manos de vieja y verga de infante. Ojalá me mire este viejo verde pa’ decirle a su esposa lo paupérrima que debe ser su vida. Ojalá ese escuincle se caiga de su patineta pa’ burlarme y mentarle la madre por lascivo asqueroso. Ojalá esos obreros se caigan del andamio pa’ que aprendan a no comerse a las mujeres con la mirada. Ojalá se le caigan los ojos a ese pendejo de mierda que quiere zambullirse en mis tetas. Ojalá se le pudra la lengua y se le seque el ano al imbécil de Marco por andarme suspirando en el teléfono y regalándome dulcecitos.

Ojalá.

 

Loading
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Ilustradora. Erika Posada, aka e.M.a. Publicista, diseñadora gráfica, ilustradora, freelance, libra, adoradora del sol, amante empedernida de los felinos y adicta al sonido que genera el aplastar hojitas y vainas secas en la calle.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Ética profesional

Confianza

Lo único que me queda es confiar. En este ramo no se puede hacer otra cosa. Puedes estar a la expectativa de lo…

El peso del linaje

Comodidad

El infierno me parece un sitio digno de recordarse: sus interminables horizontes devoradores de luz, las hermosas cascadas de fuego, el río llameante…

Las escondidas

Obstáculo

Este es el juego: me escondo y me buscas. Luego, tú te escondes y te busco yo. Luego, los dos nos escondemos y…

Volver arriba