Saltear al contenido principal

Párpados blancos

Deja la realidad de tus ojos colgada de un andamio con jirones de mi cuerpo.
Purifica la atmósfera con mi sangre petrificada, llora con el cursi corazón que te obsequié impreso en una realidad perfecta.

Dibújate imperfecto… entrégate al vacío de lo inesperado.

Deja de ver la realidad de tus ojos y ve con mis sueños cómo te observan mis huesos.
Deja la realidad a un lado. Levántame del sueño, que relativa estoy de pie.

Deja la realidad de tus ojos, engaño consciente son de mi ceguera, de la locura de perderme en tu cuerpo de materia inexistente.

Deja la realidad de tus ojos para aquellos que dicen estar tuertos, para aquellos que no te crean, para aquellos que dicen ver.

Deja la realidad de tus ojos, que mis párpados blancos te mostrarán la realidad que aún no entendemos.

Avin
Escritora. Bruja de oficio, cocinera de palabras por accidente. Cambio de color todo el tiempo porque no me gusta el gris, un poco sí el negro, pero nada como un puñado de crayolas para ponerle ...
Su semblanza - Sus shots -
Madeline Jasso (Madeja)
Ilustradora. Vendedora de sueños, trompetista en el circo de la mariposa, a veces maga. También pinta y hace flan.
Su semblanza - Sus shots -
Avin
Escritora. Bruja de oficio, cocinera de palabras por accidente. Cambio de color todo el tiempo porque no me gusta el gris, un poco sí el negro, pero nada como un puñado de crayolas para ponerle ...
Su semblanza - Sus shots -
Madeline Jasso (Madeja)
Ilustradora. Vendedora de sueños, trompetista en el circo de la mariposa, a veces maga. También pinta y hace flan.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Ante El Banquete

Ante el banquete

Sé mi Salomé. Arrópame. Baila y bebe y susurra mi nombre mientras inscribo tu nombre en el nombre de todas…

0
Fracción De Segundo

Fracción de segundo

Apenas una fracción de segundo y del cuerpecito se desprendió una luz que empezó a elevarse lentamente. Subía y subía…

0
Viuda

Viuda

Se desprendió la boquilla de marfil de los labios y me acarició la solapa del saco con la punta de…

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba