Skip to content

Pavesa

Su lengua corresponde al idioma del fuego. Es un dialecto entre ramas y troncos, un habla monótona y seca.

Su cuerpo en cambio se materializa en puntos verduzcos de luz que flotan sin orden en la oscuridad.

Pero esa materia inflamada no brillará por largo tiempo, pues no corresponde a ese mundo. Lleva consigo la luz, sí, pero como un atributo que acaba –como todas las cosas– por convertirse en ceniza.

Loading
Escritora. Participa con sus letras en el proyecto Deletéreo.
Ilustrador. Soñó que se caía, pero se agarró de un lápiz.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Relevo

Espíritu

Andrea es esa clase de mujer que no conoce la fatiga, apenas termina su encuentro con Diego corre a casa de Daniel para…

Volver arriba