Saltear al contenido principal

Sepultura

En mi memoria sigue Martha

Todavía conservo tu imagen, la de encontrarte entubada con los ojos cerrados. Esa noche me dijeron que me despidiera de ti, tomé una de tus manos y la acaricié con suavidad. Me dediqué a memorizar todos los pliegues de su dorso mientras te contemplaba. Me transferí tu calidez, me grabé tu tacto. No es que le temiera a la palabra adiós, pero tus dedos y sus días vividos… Tenía catorce años cuando te vaciaron en una urna y no recuerdo la última vez cuando te visité.

Nunca se trató de los días en los que ya no te abrazaría ni platicaríamos, pero la urna… Hay días en los que te pienso y te imagino como una montaña y el otoño y una canción (la que siempre tarareabas).

Si existiera una posibilidad de que a los nichos los circundaran las abejas, de que tus cenizas hayan sido tomadas, una a una, por una colmena…

A lo mejor. Quizás.

Y serías pétalos, tallos, corola.

Los eventos improbables de la polinización; los reales materializados en un sepulcro. Sigues encerrada. Verdad. Y nosotros, los que quedamos, te perpetuamos con silencio.

Avatar
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Su semblanza - Sus shots -
Agustín Ceiklosv
Ilustrador. Me gusta caminar, observar atento, hablar y hablar y hablar, la palidez del otoño y sus colores en el aire, el olor del café y los rincones vacíos.
Su semblanza - Sus shots -
Avatar
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Su semblanza - Sus shots -
Agustín Ceiklosv
Ilustrador. Me gusta caminar, observar atento, hablar y hablar y hablar, la palidez del otoño y sus colores en el aire, el olor del café y los rincones vacíos.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

0
Dejarme Ir Entre Los Vivos

Dejarme ir entre los vivos

Los sueños son la representación del deseo inconsciente, pero esto va más allá. Me pasa inevitablemente todos los días: sueño…

0
Donde Te Lleve La Noche

Donde te lleve la noche

Laura acompañó a Juan a través de doce calles oscuras, un pequeño parque que hedía a popó humano recién hecho,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba